¿Cómo ser productivos a la hora de escribir un libro?

 

-Establece una rutina:

Los expertos dicen que son necesarios 21 días para establecer, modificar o romper un hábito.

Por eso lo mejor es dedicar un rato diario a escribir, y evitar de lleno la siempre tentadora procrastinación.

No es necesario escribir demasiadas palabras cada día y no es necesario hacerlo siempre a la misma hora, pero sí es necesario hacerlo todos los días.

El establecer una rutina hace que la maquinaria literaria se mantenga bien engrasada y, sobre todo, siga funcionando también durante todo el tiempo que pasamos lejos del ordenador o del cuaderno.

Así, cuando llegue la hora indicada y nos volvamos a sentar a escribir, las palabras brotarán de un modo más fluido y más dirigido que si lleváramos días sin abrir el grifo de nuestra creatividad.

Planifica tu objetivo:

Es difícil que aprovechemos nuestro tiempo al máximo si no sabemos qué es lo que queremos sacar de cada una de nuestras sesiones de escritura.

Por eso es muy importante hacer un pequeño esquema en el que anotemos qué sensaciones queremos transmitir en la escena en la que estamos a punto de ponernos a trabajar.

El objetivo de esta planificación es doble: por una parte conseguiremos escribir más palabras en el mismo tiempo al no tener que pararnos a pensar cada dos por tres cómo podríamos seguir ahora, y por otra lograremos que eso que hemos escrito necesite menos correcciones que si lo hubiéramos escrito más a la ligera.

Evita cualquier distracción:

Internet es un lugar maravilloso que nos permite tener acceso a recursos de los que no hubiéramos podido disfrutar de otro modo… pero también es una gran fuente de distracciones.

Y no nos referimos sólo a desconectarnos del correo electrónico y de las redes sociales como Twitter o Facebook, sino que también de los diccionarios en línea, los buscadores de sinónimos, las enciclopedias electrónicas, etc…

Ya tendremos tiempo de corregir todos los datos incorrectos y todas las palabras con las que no estamos del todo contentos una vez terminada la primera versión del manuscrito.

 

8 consejos de grandes autores para escribir fantasía y ciencia-ficción.

1. Robert J. Sawyer: conoce el mercado.

“Conoce el mercado. Si no lees ciencia-ficción (o fantasía) regularmente, estás condenado a fracasar. La ciencia-ficción (o fantasía) que encuentras en libro tiene poco que ver con la que verás en cine o en tv. Lee”.

3. Terry Pratchett: reescribe

“El primer boceto sirve solo para contarte la historia a ti mismo”.

Así que date permiso para escribir mal al principio; luego, siempre puedes revisarlo.

4. Orson Scott Card: planifica con cuidado cómo mostrar tu mundo de fantasía o ciencia-ficción.

“Un terreno en el que la ciencia-ficción difiere de otros géneros es el manejo de la exposición, la revelación ordenada de la información necesaria para el lector.
(…) Es una cuestión de equilibrio. Es como regar una planta. Poca agua, y se secará y morirá; demasiada, y se pudrirá y ahogará. La información es para los lectores como el agua a la planta; es la vida de la historia, y debe suministrarse con equilibrio.”

Demasiada información por adelantado hará que el lector no recuerde nada, y en cambio poca información hará que el lector no se entere  porque no se hace una idea de lo que está pasando.

De hay la importancia del equilibrio, ya que sino, nuestros lectores se aburrirán y se impacientarán.

5. Stephen King: sé raro

“Sé encantadoramente raro, y no te disculpes por ello.”

O sea, que si se te ocurren ideas extrañas y poco habituales, ¡apuesta por ellas!

Como el amigo Stephen tiene muchos consejos, te dejamos otro más de su cosecha.

6. Stephen King: haz que el lector ame a tus personajes

“Lo primero que hago es crear simpatía por mis personajes; después, solo después, saco a los monstruos.”

7. Joe Abercrombie: Busca opiniones ajenas

“Cuando termino una parte o un capítulo, le doy un repaso, corto y simplifico y habitualmente se la enseño a mi editor o mi familia, para que ellos le echen un vistazo y me digan si voy por buen camino. O no”.

8. Ray Bradbury: ten fe en ti mismo

“¿Un consejo para los escritores jóvenes? Vete a casa esta noche. Coge el teléfono, habla con esa gente que no cree en ti y diles que se vayan al infierno”.

 

 

 

Consejos de escritura de Jane Austen.

Jane Austen no solo fue una (gran) escritora sino que también fue una gran consejera a la hora de orientar a otros escritores.

¿Cuáles son estos consejos?

 

1º Si quieres escribir, primero lee.

 

Aquel o aquella, que no encuentra placer en una buena novela, no puede escribir. (Si no lees, no puedes ser escritor, es imposible, cuanto antes te convenzas de ello, mejor. Simplemente son cuestiones antitéticas)

 

2ºBusca con tus palabras la alegría y la felicidad de los demás.

 

No escribas enfadado/a.

Reflexiona un instante antes de escribir con ira. Lo escrito permanece más tiempo, con frecuencia eternamente, y hace más daño

 

Escribe de aquello que conoces.

Si no lo conoces, instrúyete.

 

5ºNo lo cuentes todo.

Proporcionar demasiados detalles en las descripciones tanto de lugares como de personajes, te puede llevar a obtener el resultado contrario que pretendes.

 

6ºHuye del estereotipo (el cliché) de personaje de novela.

En la vida real, las personas no son perfectas, tienen defectos. Sin ellos no resultarán creíbles.

 

 

 

 

Formula para hacer la novela policiaca perfecta.

Una de las exigencias que el género policíaco requiere del escritor es la de poseer la habilidad para implicar al lector en la trama en la que lo ha introducido, esto es, lograr que se convierta en detective.

La novela policíaca es mucho más que una simple historia. Es un juego entre el escritor y el lector, un reto que el primero lanza al segundo y en el que ambos compiten con las mismas reglas. De modo que conseguir que el lector acepte ese reto y se meta de lleno en el juego que el escritor le propone es el primero de los mandatos que el novelista debe cumplir.


1º Empieza por el final:

Aunque parezca raro, la mejor manera de escribir novela policíaca y conseguir que el misterio que estás proponiendo al lector funcione sin problemas es comenzar por el final, es decir, por la solución del enigma y, a partir de ahí, trabajar hacia atrás.

Para lograr esto, debes tener muy claro estos tres puntos:

  1. Quién es el asesino.
  2. Cómo cometió el crimen.
  3. Y por qué lo hizo.

 

A partir de ellos, imagina cómo se las ingenió el asesino para cubrir su pista, los errores que cometió al hacerlo (sí, el asesino siempre comete algún error), la coartada que se ha preparado, ¿alguien que lo ha visto? etc. De este modo, una vez que tienes bien trazado el camino que ha seguido el asesino, puedes sacar a escena a tu detective.

“Siempre conozco el final del misterio antes de empezar a escribir. La tensión debe mantenerse a lo largo de toda la novela y no debe haber demasiados interrogatorios tediosos. P.D JAMES.”

Este modo de trabajar es mucho más fiable para el escritor, porque le da una visión general de lo que ocurrió en realidad y de lo que el asesino pretende hacer creer que sucedió, y también porque, siguiendo este modo de trabajo, el escritor siempre caminará por la senda que le interesa: la de justificar con lógica la solución al enigma y todos los problemas que le han rodeado: todos esos detalles que hay que tener en cuenta para que cada hilo de la historia pueda anudarse al final y terminar en una resolución el enigma que satisfaga la inteligencia del lector.

El hecho de que conozcas con toda exactitud el punto exacto al que te diriges antes de que comiences a escribir te allanará el camino a la hora de introducir las pistas que el detective debe descubrir. Escribir novela policíaca de atrás hacia delante es la forma más eficaz de lograr una historia en la que todo cuadre con lógica.

 

2ºLa solución al misterio no se debe revelar, se tiene que comprender.

La clave para escribir novela policíaca que satisfaga al lector es hacerle creer que será capaz de descubrir al asesino antes de que lo haga el detective. Por supuesto, el trabajo del escritor consiste en evitar que lo consiga, pero siempre haciéndole creer que puede lograrlo.

La clave para escribir novela policíaca con éxito consiste, pues, en que los dos jugadores tengan las mismas oportunidades para solucionar el misterio. El detective debe llegar a la verdad a través de un proceso lógico que sea accesible también para el lector.

Esto es, el lector debe comprender la solución al misterio después de seguir las pistas que se han dado. Revelársela no es satisfactorio para él; hacérsela comprender, sí.

 

3ºDebes crear buenas pistas.

hora bien, alcanzar ese final que satisfaga al lector porque sea lógico y porque él haya contado con los instrumentos necesarios para resolverlo depende de las pistas que incluyas en tu historia y de la forma en que las sitúes y el lugar en el que lo hagas.

Por supuesto, escribir novela policíaca placentera para el lector no consiste en ponérselo fácil, sino todo lo contrario, en ponérselo difícil pero accesible, de manera que al final sea él quien se diga que el “culpable” de no haber vencido en el juego propuesto es él mismo porque no se percató de que la solución al crimen estaba ahí mismo, ante sus ojos.

Es decir, escribir novela policíaca que produzca satisfacción reside en colocar las pistas de manera que estén a disposición del lector, pero también de forma que le pasen desapercibidas.


La importancia de presentar pronto al asesino

Este punto afecta igualmente al asesino en lo que se refiere a su presentación. Una de las reglas básicas a la hora de escribir novela policíaca es la de introducir al asesino en las primeras páginas.

El escritor no puede esperar a mitad de la historia para hacerlo. Ten en cuenta que, desde el preciso instante en que el lector abre el libro, está “mosqueado”. Mosqueado en el sentido de que sospecha de todo. Hacia mitad de la historia, ya se ha ido haciendo una idea y, si es entonces cuando introduces al asesino, el lector no le dará la misma importancia que tendría de haber sido presentado antes.


¿Tienes escrita una novela policiaca? El departamento de valoración de Azur Grupo Editorial estará encantado de valorar tu obra sin ningún tipo de compromiso. Para pedir mas información accede a : CONTACTO.

(Puedes escribir a info@azureditorial.com o llamar al: 950114708 o 693561138)

 

Cuáles son los pasos a seguir para escribir un ensayo.

Lo primero a tener en cuenta cuando escribimos un ensayo es saber cuántos tipos de ensayos hay, existen tres:

 

  • Expositivo
  • Argumentativo
  • Critico

Realmente todos engloban el mismo concepto ya que se trata de exponer una idea basada en ciertos argumentos e investigaciones añadiendo también alguna crítica. En todos los ensayos se juzga un tema específico.
También es importante tener claro cuál será el tema del que vas a escribir, si no, no podrás saber qué tipo de ensayo es el tuyo.

El siguiente paso es saber cuáles son las partes en las que se divide un ensayo.

Partes de un ensayo:

  1. Introducción
  2. Desarrollo
  3. Conclusión
    Anexos

INTRODUCCIÓN

Fundamentalmente se deben quedar claro dos cosas en un ensayo:

  • La presentación del tema que se va a abordar
  • La forma en que será enfocada por el autor

La presentación es muy importante ya que si no llama la atención ocurre como con una novela, no seguirás leyendo. Debes de exponer el tema de una forma que consiga captar la atención del lector y sienta ganas de seguir leyéndote hasta el final. En esta primera parte deberás mostrar no solo el tema, sino también tu postura sobre el mismo, tu opinión. Esta será la mejor forma de empatizar con tu público.

Por ejemplo en un ensayo argumentativo se expondrá una tesis en la introducción que trataremos de defender a lo largo de todo el desarrollo con opciones objetivas y subjetivas.

DESARROLLO

Una vez has captado la atención del lector con una idea de interés, el siguiente paso será argumentar y plantear determinadas cuestiones relacionadas, basándote en otras fuentes que pueden ser: libros, revistas, entrevistas, medios digitales, etc.

El desarrollo del cuerpo, será la parte más extensa del ensayo, representa un 80% del mismo, por lo que será necesario resumir toda la información relevante que queramos exponer. No por ser extensa debe resultar pesada, tenemos que intentar amenizarla todo lo posible.

También el desarrollo, es el momento de darle forma a nuestras opiniones y valoraciones personales sobre el tema.

CONCLUSIÓN

La conclusión es la parte que usaremos para reforzar todas las ideas anteriores que hayamos dicho.

En esta parte se resumirán por un lado los argumentos expuestos más relevantes y por otra, dejemos totalmente clara cuál es nuestra postura final.

Debe de ser breve y concisa. Es la parte en la que te reafirmarás de todo lo dicho.

ANEXOS

La mayoría de los ensayos incluyen al final del libro una bibliografía, una sección de recursos y/o unos anexos dónde el lector puede ampliar la información o contrastarla.

 

 

 

¿Cómo escoger una buena portada para tu libro?

Antes de la sinopsis, la portada de un libro es lo primero que los lectores van a ver. Y de hecho, ese momento en el que miran el libro y se fijan en la portada será el punto decisivo para pensar en leer la sinopsis o no.

 

Por eso no podemos permitirnos que nuestra portada no llame la atención o no sea la adecuada, ya que es como tu carta de presentación.

A continuación os damos algunos consejos primordiales para que tu portada sea todo un éxito:

 

1. El simbolismo .

¿Por qué eliges esa imagen? ¿Por qué eliges esa tipografía?

Al escoger la portada para un libro, no olvides que tienes que sugerir y evocar en vez de desvelar detalles de la trama o de los personajes.

Uno de los mayores alicientes que tienen los lectores es descubrir e imaginar, así que no se lo quites. Debes hacer un diseño más simbólico y complejo, y no solo basarte en la interpretación general. Se trata de un aporte creativo más.

 

 

2. La portada tiene que impresionar.

Las portadas no deben decir de qué va el libro, no tienen que ser un spoiler, sino plantear un interrogante.

Si la trama central se desarrolla en un tren, puede aparecer un tren en la imagen, pero con algún elemento más que lo saque de la literalidad.

 

 

4. No olvides que esto es trabajo de un profesional.

Los diseñadores profesionales tienen mayor capacidad analítica y de síntesis. Hacer la portada en función de las bases y las reglas del diseño editorial es su labor.

Por eso te animamos a que hagas uso del conjunto de  diseñasores profesionales que forman parte de Azur Grupo Editorial. Te asesorarán en todo momento y tomarán en cuenta tus deseos y opiniones para hacer la portada perfecta, esa portada que impresione.

¿Cómo escribir una buena novela romántica?

La novela romántica es un género literario que nunca ha pasado de moda y sigue ocupando un puesto privilegiado en la oferta actual del mercado.

Pero el hecho de que exista tanta oferta de novela romántica no significa que este género sea más sencillo de escribir o de mala calidad.

La novela es fruto de la creatividad, originalidad y profesionalidad de su autor y como tal, es cuidada por el mismo para intentar que tenga la máxima calidad.

Hoy os vamos a ofrecer consejos o indicaciones que puedes llevar a cabo para elaborar una novela romántica en todo su esplendo.

 

1ºTienes que saber de que trata realmente una novela romántica:

La novela romántica es una obra literaria en la que se narra una acción fingida (en todo o en parte) con el amor como tema principal cuyo fin es causar placer de lectura a las personas. En muchos casos las novelas románticas se leen con un fin de reflexión o identificación o incluso para experimentar las emociones y sentimientos del amor. El final de las novelas románticas suele ser satisfactorio y optimista (aunque siempre hay excepciones).

Está conformado por tres elementos que definen su razón de ser los protagonistas experimentan algún conflicto en cuanto a su relación romántica, el conflicto impide que disfruten de su relación y finalmente se soluciona o supera ofreciendo un final positivo.

2ºConocer la estructura:

En el planteamiento debes presentar a los personajes o enamorados, o el personaje protagonista que va a experimentar el sentimiento romántico y acto seguido establecer el conflicto amoroso o detonante donde enganchas al lector. Una vez tengas claro el planteamiento debes buscar una solución creíble para el conflicto, es decir, saltarse el nudo e ir directamente al desenlace ¿por qué? Establecer estos dos elementos te facilitará el desarrollo de la trama, además evitarán improvisaciones en cuanto a pensar un buen final de la novela. Puedes ayudarte de escribir un storyline.

En la trama y tras el conflicto principal presentado en la introducción, el rumbo del argumento debe ser trágico y presentar el problema que impide el amor, es decir, el conflicto se intensifica. Recuerda que el nudo es la parte más extensa de la novela y debes presentar el conflicto principal y sub-conflictos relacionados con la trama para mantener la tensión dramática y que el lector no pierda, en ningún momento, el interés en la historia de la novela. Los trucos más favorables para añadir esta intensidad en el desarrollo de la novela es introducir complicaciones, barreras que dificultan la solución del conflicto cuando más cerca están los personajes, un triunfo parcial pero que se vea afectado de forma instantánea… Todo lo que creas necesario para que tu lector disfrute en todo momento de la lectura de la novela

 

 

3ºElegir el tema central:

Sí, es el amor, pero ¿en cuál de sus fases?

Desamor, reencuentro con un antiguo amor, un enamoramiento que se trunca en el desarrollo, un amor prohibido… tienes múltiples opciones, elige la que más te guste.

4ºDesarollar los personajes:

Para establecer la historia de amor debes partir de los personajes y sus características que finalmente acabarán unidos. Imagina los dos personajes y qué características pueden poseer para añadir dificultades al conflicto, quizás tengan una diferencia de edad que trunque su amor, quizás uno de ellos tenga una vida fuera de la ley, o vivan en lugares diferentes…

Piensa y analiza todos los detalles ya que, los personajes secundarios nacen para complementar estos personajes.

5ºEstablece el espacio y tiempo:

Esto es de gran importancia porque las características sociodemográficas de cada lugar pueden afectar a la historia de amor, así como la época en la que los enamorados se conocen.

Por esta razón la documentación previa siempre es necesaria para no cometer errores.

6ºNo te olvides de la pasión:

Añade pasión, sentimientos intensos, momentos de romanticismo e incluso escenas más íntimas.

La pasión es un elemento básico que debe poseer una novela romántica, los personajes quieren estar juntos porque se aman y se desean. Añadir momentos donde el amor triunfa hará entender a los lectores la necesidad de los protagonistas de estar juntos por el amor que se procesan.

 

Firma de libros: Claves para el éxito.

Una firma de libros es un evento que cualquier autor quiere que sea inolvidable. Pero puede ser un gran reto, sobre todo si eres novato en este mundillo.
Por eso queremos compartir con vosotros estos tres consejos para que tu firma de libros sea un éxito.

1.Tener una actitud proactiva.

Sí. Podemos decir que esto es totalmente la clave.

Tu actitud lo es todo. No puedes sentarte a leer tu libro esperando a que se acerquen las personas deseosas a comprarlo. Hay que ser realista; tienes que promocionarlo.

*Aconsejamos que cuando te acerques a las personas con una gran sonrisa, les dejes tocar y leer un poco el libro, así es más probable que lo compren*

 

2.Olvida los “escuderos”.

Con escudero nos referimos a ese familiar/amigo que no se separará de ti en todo momento. No decimos que no puedan ir a verte o acompañarte un poco. Pero si las personas de tu alrededor te ven exclusivamente con una pèrsona durante 30 minutos hablando lo más probable es que no se acerquen a ti.

*Pueden visitarte pero después del saludo, la firma y una breve conversación, pídeles amablemente que se retiren. Para no ahuyentar a los posibles clientes*

 

3.Presta atención al día y la hora.

Organizar una firma entre semana no es buena idea, suele haber poca afluencia de público. Los días ideales para firmar van del viernes por la tarde, al domingo por la tarde, es decir, como es lógico, el fin de semana.

*Sobre la hora, intenta que no sea a primer hora ni a última: a primera muchas personas pasearán por el evento echando un vistazo y puede que, para cuando decidan comprar, tu horario de firma ya haya acabado, a última hora la afluencia suele ser menor y muchos asistentes ya han finalizado sus compras.*

 

4 pasos para escribir un cuento.

Un cuento es una obra de texto en forma narrativa, que puede tener una extensión desde unas cuantas palabras, hasta varios miles de ellas. Escribir un cuento de 500 palabras parece algo fácil, pero no lo es. Un cuento de 10,000 palabras es un reto importante hasta para el más experimentado cuentista.

Por eso os traemos 5 pasos básicos que necesitas conocer antes de escribir tu cuento.

 

1.Elección del tema.

Primer paso, y diríamos que uno de los más importantes.  El tema es un resumen breve que nos dice de qué trata tu cuento. 

2.El escenario.

Normalmente, el tema te permite elegir el escenario, es decir el mundo donde se desarrollará tu historia, pero no siempre es así. Para saber cómo es este mundo, piensa en todas las posibilidades que quieras o necesites, y que te ayudan definir el “dónde” y el “cuándo” de tu relato.

3.Los personajes.

Ahora llegamos al paso que practicamente es el más dificil. Es el momento de elegir que personajes formaran tu cuento. Para que un texto sea un cuento, debe contar algo que interese al lector, y para que un cuento sea un buen cuento, debe tener personajes que le importen al lector. ¿Cómo son ellos? ¿Tienen nombre? ¿Cómo se relacionan? ¿Qué piensan sobre la vida? ¿Cómo se visten? ¿Por qué? ¿Para qué? Son preguntas que hay que formularnos y responder; entre más elaboradas sean las preguntas y sus respuestas, con mayor claridad nos darán el material del que están hechos nuestros personajes y sus acciones. 

4.El conflicto.

Sin el conflicto, un cuento se puede convertir en una simple estampa o en un texto que no conduce a ninguna parte. En otras palabras, es un texto aburrido que no interesará a nadie. Para mantener enganchado al lector, hay que darle drama, hay que provocarle problemas a nuestros personajes, preferentemente con los que el lector pueda identificarse, y obligarlos a emprender acciones. A nadie le interesa la descripción detallada de la vida de un hombre ordinario durante un día ordinario, pero si ese hombre despierta una mañana y descubre que se ha convertido en un monstruoso insecto, es más probable que el lector decida quedarse con nosotros hasta que nuestro personaje resuelva su problema.

 

 

 

Cómo escribir un libro de cocina: ingredientes para el éxito.

Si hay algo que se ha heredado con el método «boca a boca» y de generación en generación son las recetas de cocina, pero es obvio que los libros de cocina, las compilaciones y los recetarios son los que han permitido durante generaciones que la forma de elaborar los platos y los secretos de muchos de ellos lleguen invariables hasta hoy en día.

¿Tengo que ser necesariamente un chef para escribir un libro de cocina?

Absolutamente no, pero necesitas pasión, entusiasmo por la comida y debes ser capaz de transmitir esta emoción al lector a través de texto e imágenes realistas. Muchos cocineros no profesionales han escrito libros de cocina. Lo que necesitas son buenas recetas y ser un buen escritor. Si el libro es entretenido y resulta en comida sabrosa, esos son los elementos de un buen libro de cocina.

Recopila recetas de cocina:

Seguramente esta será la parte del proceso que más tiempo ocupe, porque no solamente es encontrar las viejas recetas familiares, tienes que hacer una investigación para saber si están completas, las medidas de los ingredientes son los correctos y descubrir si la explicación de la elaboración está elaborada de la manera más sencilla y útil.

En este paso del proceso la clave está en: “Revisa, cocina, comprueba y vuelve a revisar.”

¿Variedad o especialidad?

Llegó el momento de decidir si tu libro va a estar formado de un popurrí de clases de comida, o si por el contrario, va a constar de una serie de recetas que todas entre sí, sean de una misma especialidad. (Por ejemplo: recetas veganas, recetas para celiacos…).

El título:

El título tiene que tener la capacidad de diferenciar tu obra del resto de libros de recetas del mercado y que, de ese modo, sea elegido por los lectores interesados. Tal vez no parezca muy importante, ya que no se trata de vender una emocionante novela, sin embargo has de pensar que el título tiene que describir claramente qué tipo de recetas vamos a encontrar en él. 

 

 

 

 

 

1 2 3
Contacta con nosotros

CONTACTA CON NOSOTROS


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).