Cómo escribir un libro de cocina: ingredientes para el éxito.

Si hay algo que se ha heredado con el método «boca a boca» y de generación en generación son las recetas de cocina, pero es obvio que los libros de cocina, las compilaciones y los recetarios son los que han permitido durante generaciones que la forma de elaborar los platos y los secretos de muchos de ellos lleguen invariables hasta hoy en día.

¿Tengo que ser necesariamente un chef para escribir un libro de cocina?

Absolutamente no, pero necesitas pasión, entusiasmo por la comida y debes ser capaz de transmitir esta emoción al lector a través de texto e imágenes realistas. Muchos cocineros no profesionales han escrito libros de cocina. Lo que necesitas son buenas recetas y ser un buen escritor. Si el libro es entretenido y resulta en comida sabrosa, esos son los elementos de un buen libro de cocina.

Recopila recetas de cocina:

Seguramente esta será la parte del proceso que más tiempo ocupe, porque no solamente es encontrar las viejas recetas familiares, tienes que hacer una investigación para saber si están completas, las medidas de los ingredientes son los correctos y descubrir si la explicación de la elaboración está elaborada de la manera más sencilla y útil.

En este paso del proceso la clave está en: «Revisa, cocina, comprueba y vuelve a revisar.»

¿Variedad o especialidad?

Llegó el momento de decidir si tu libro va a estar formado de un popurrí de clases de comida, o si por el contrario, va a constar de una serie de recetas que todas entre sí, sean de una misma especialidad. (Por ejemplo: recetas veganas, recetas para celiacos…).

El título:

El título tiene que tener la capacidad de diferenciar tu obra del resto de libros de recetas del mercado y que, de ese modo, sea elegido por los lectores interesados. Tal vez no parezca muy importante, ya que no se trata de vender una emocionante novela, sin embargo has de pensar que el título tiene que describir claramente qué tipo de recetas vamos a encontrar en él. 

 

 

 

 

 

¿Cómo escribir una biografía de autor?

De todos los elementos que hay que preparar al publicar un libro, la biografía de autor es, sin duda, el más infravalorado. Sin embargo, jamás se debe pasar por alto ni descuidar la biografía, pues los lectores van a leerla antes que el relato que has escrito. Tu valía, reputación y credibilidad como autor también juegan un papel importante en la compra de tu libro.

Ese pequeño texto biográfico habla de ti y te conecta o te aleja de tu público. Por ello, no te conformes con unos típicos, insulsos e inapropiados datos. Si quieres generar interés sobre tu libro y sobre ti, sigue los pasos de esta sencilla guía sobre cómo escribir una biografía de autor

1.Una biografía de autor no es un currículum

Ante todo, no debes confundir una biografía con un currículum. Se trata de que te lean. Aunque parezca lo contrario, tus estudios y tu carrera no les van a convencer de nada. En cambio, al redactar una buena biografía, sí estarás dando un primer paso para demostrar tu talento como escritor. Tienes que darles razones para leer tu libro y confiar en ti, no aburrirles y dejarles vacíos.

Una biografía versa sobre ti como autor, es decir, sobre una faceta tuya de tantas otras que puedas desarrollar en tu vida. Selecciona aquello que creas importante, lo más relevante que hayas realizado, y deja todo lo demás atrás.

2.¿Qué persona debes emplear?

Quizá pienses que redactar tu biografía en primera persona te acerca al público. Es verdad que nos gusta el contacto directo; conocer a la persona detrás del libro nos hace sentir parte de algo especial. Desde luego, es una elección tentadora, pero no la más adecuada. Escribir en tercera persona siempre resultará más elegante y profesional.

3.Sé conciso

Como puedes observar, lo primordial es incluir información oportuna sobre tu estilo y tu libro. Y más esencial aún: hacerlo de forma concisa y veraz. ¿A qué nos referimos con estos dos conceptos? Por ejemplo, si tu novela trata sobre la vida de un famoso ladrón y tú has trabajado en el centro penitenciario donde está encarcelado, este dato debería figurar en tu biografía.

Debes lograr que tu biografía sea veraz, así que no inventes ni exageres experiencias. Cuando escribimos sobre nosotros mismos, pueden darse dos situaciones que van a perjudicar tu biografía. La primera es la timidez extrema y la falta de confianza, pensar que no tenemos nada interesante que contar sobre nosotros. La segunda situación se produce al dejarnos llevar en exceso, lo que da origen a una verborrea incansable.

4.Datos obligatorios

Con independencia de las experiencias personales de cada uno, la biografía debe contener algunos datos indispensables. Estos son:

  • Fecha y lugar de nacimiento.
  • Premios que hayas ganado. Esta información indica que sabes lo que haces y da un motivo para confiar en ti.
  • Estudios y trayectoria, solo si es pertinente. Por ejemplo, cuando el objetivo de tu libro es proporcionar consejos para las empresas y has trabajado como director financiero o de marketing.
  • Datos atractivos que puedan generar interés en el lector. ¿Te sientes reflejado en alguno de los personajes o los acontecimientos de la historia te tocan de cerca? ¿Por qué?
  • Grupos de escritores de los que eres miembro o talleres que impartes.
  • Tu web, blog o cualquier página profesional donde los lectores puedan reunirse contigo. Es hora de que cedas el testigo al público y que sea este el que actúe.

5.Qué no debes incluir al escribir una biografía de autor

Seguro que, después de haber leído el apartado anterior, tienes más clara la estructura de tu biografía. Pero, en el caso de que te quede alguna duda, aquí van los puntos que debes dejar fuera.

  • Qué cursos te apasionan. No es nada interesante, así que déjalo para otros espacios, como tu blog.
  • Contar a qué escritor has conocido, si fuiste su discípulo, si asististe al taller de tal autor o persona famosa… Esto no te convierte en buen escritor ni alienta a leer tu novela. Como mucho, la gente pensará: “pues bien por ti, chaval”, y luego abandonará el libro donde estaba.
  • Datos irrelevantes del tipo “amo escribir al alba” o “tengo una casa de campo en la que puedo concentrarme”. Aunque la biografía aporta datos sobre ti, en realidad, no está dirigida a ti
  • Experiencia laboral. Ya hemos visto que, salvo que tu libro esté dedicado a la empresa, ser director de marketing y tener la carrera de Empresariales no le importa a nadie.
  • Cuidado con usar un tono presuntuoso.

6.Pon el mismo esmero en la fotografía de autor

Por nada del mundo descuides tu fotografía de autor. Antes de leer el texto de la biografía, la gente va a mirar tu foto, es inevitable.

 

  • No poses de forma impostada y poco creíble.
  • Stop selfies. Se nota cuando fotógrafo y fotografiado son la misma persona
  • No realices la captura a poca distancia. Enfoca, encuadra y respeta el aire.
  • La fotografía de la biografía debe ser únicamente tuya. Ni amigos, ni pareja, ni mascota. Solo tú.
  • Nada de fotos divertidas. Se trata de tu imagen como escritor, no de un recuerdo del colegio.
  • Evita fotografías artísticas. Se te tiene que ver a ti de forma realista y natural. Para crear e imaginar, ya están la portada y la novela misma.
  • Estar tomadas en alta calidad y con la resolución apropiada.

10 consejos de Stephen King para ser un buen escritor.

Pocos discreperán ante el hecho de que Stephen King es uno de los escritores más prolíficos y significativos del género de terror y misterio. Autor de novelas y cuentos bestsellers, con millones de seguidores en todo el mundo y numerosas adaptaciones cinematográficas, Stephen ocupa un lugar único en las bibliotecas de todo apasionado de la lectura.

1.No te preocupes por agradarle al resto.

Escribe con la mayor sinceridad posible, que no te importe lo que va a pensar el resto.

2. Escribe para ser feliz

Un escritor no debe escribir para hacerse rico, famoso o popular. La escritura es magia creativa, y si tienes esa magia, aprovéchala para enriquecer tu vida.

3. Escribe y lee

Esas dos acciones son lo que crea a un escritor. Para convertirte en uno, necesitas leer y escribir mucho, así aprenderás lecciones que salgan de ti y tu experiencia.

4. Escribir un borrador no debe tomar más de tres meses

El primer borrador de un libro, no importa lo largo que sea,no debe tomarte más de tres meses, que es lo que dura una estación.

5. Ten tu propio estilo

Cada escritor tiene unestilo personal de escritura; no intentes copiar o tomar cosas del estilo de otro autor, no te harás ningún favor y las cosas parecerán más complicadas de lo que son.

6. Lee mucho

Un escritor que no lee, es como un compositor que no escucha música. Stephen King dice que, si no tienes tiempo de leer, tampoco tienes las herramientas para escribir.

7.Los secretos del éxito

Stephen King atribuye su éxito a dos factores: mantener su buena salud y estar casado. No es necesario que te cases ni que te hagas chequeos cada cinco minutos, pero si tu cuerpo y corazón están bien, tu escritura también lo estará.

8. Escribe para ti y después preocúpate del resto

Cuando se escribe una historia, primero tenemos que contarla a nosotros mismos. Una vez que tengas listo el primer borrador, es momento de ocuparte de tus posibles lectores, eliminando aquellas cosas que no son parte de la historia.

9.El trabajo más difícil es revisar el borrador

La mayoría de los autores no se preocupa tanto del borrador, ya que es una versión muy preliminar de lo que será el trabajo final. Lo complicado es tomar ese borrador y convertirlo en una novela o cuento. El escritor realiza muchos cambios en lo que será el segundo borrador, en un proceso de revisión importante, que seguirá hasta llegar a la versión final.

10. Lo más importante son las primeras lineas

La parte que más debería preocupar a un escritor son lasprimeras lineas de su novela o cuento, ya que a través de ellas no solo se introduce al lector, sino que también dan la dirección al escritor.

 

 

Cómo combatir el bloqueo literario.

El bloqueo literario o bloqueo creativo es mucho más frecuente de lo que nos gustaría.

A veces, simplemente, nuestra mente está cansada debido a todas las tareas que tiene que realizar y el estrés al que está sometida.

¿Cómo combatir el bloqueo literario? Aquí tenéis unos consejos y recursos que de seguro os serán de gran ayuda:

Relájate

Parece algo obvio, aunque  muchas veces olvidamos que nuestra salud es lo primero. Por ello, tener una mente relajada y tranquila puede ayudarnos mucho más de lo que creemos.

Escribe sobre otra cosa

Una manera de intentar encender tu bombilla de escritor, es escribir sobre cosas que no tengan nada que ver con lo que estabas escribiendo desde un principio, esto puede hacer que tu creatividad se despierte.

Lee

Tu mente puede estar cansada para crear, pero leer puede ayudarte mucho a que las ideas vuelvan a la mente. Puede estimular tus ganas de escribir.

Desconecta de la rutina

Haz un plan nuevo; prueba a hacer algo que no entre dentro de tu rutina. Esto puede ayudar mucho más de lo que crees.

Prueba la escritura libre

La escritura libre consiste en escribir de forma ininterrumpida durante un periodo de tiempo prefijado, sin un tema preestablecido y sin prestar atención a la ortografía y la gramática.

Es decir, se trata de dejarse llevar y escribir libremente todo lo que se te pase por la cabeza. Eso sí, debes hacerlo durante un tiempo fijo. Lo recomendable es de diez a veinte minutos.

 

 

 

Cómo escribir una buena sinopsis.

Muchos dicen que en una buena sinopsis está la clave del éxito de nuestra novela. Puede parecer difícil resumir nuestro preciado trabajo en unas simples palabras, pero debemos tomárnoslo muy en serio porque es una parte crucial de nuestro libro.

La importancia de la brevedad.

No se trata de escribir una parrafada que nadie va a leer por completo. Hay que intentar decir lo máximo posible con la mayor brevedad posible.

No te compliques.

No es momento de parafrasear o hacer difícil la lectura. Se trata de que el lector, a simple vista, pueda ver de qué trata la historia y si le convence lo suficiente como para darle una oportunidad.

No desveles la parte esencial de la trama.

Puede parecer obvio, pero si desvelas el final, ¿quién va a querer leerlo? Se trata de crear el mayor interés posible hacia el libro, y cuanto más insinúes sin mostrar mejor.

Debes instar al lector a leer más.

Puede parecer complicado, pero es el objetivo máximo de nuestra sinopsis. Debemos ponernos en el lugar del lector y pensar «Después de leer esto, ¿por qué querría leerlo?», « ¿hay algo que me induzca a leer más?». Si la respuesta no es afirmativa, hay que seguir trabajando.

 

 

 

 

 

Entrevista con Pedro Crespo Refoyo, autor de Te despiden mis ojos.

¿Tan influido está por el pensamiento oriental como para decantarse por las formas de su poesía en detrimento, o quizás no, de la occidental? ¿De dónde viene ese singular interés?

 

–Digamos que desde la influencia de la poesía oriental, y su pensamiento zen, espiritual y unitivo con la Naturaleza, he hecho mío su espíritu para plasmarlo desde mi yo occidental, zamorano, en concreto, si se me permite la precisión. Es como si en lo oriental hubiese encontrado la horma de mi zapato lírico: sencillo y complejo a un tiempo. Mi interés surgió  inopinadamente. Fue un hallazgo fortuito al leer un libro de Matsuo Bashô y otro de Tameda Santôka. Una epifanía,  si se me permite.  

¿Qué se puede transmitir con un haiku que no se pueda transmitir con la misma fuerza o expresividad jugando con las estrofas tradicionales de la métrica española? ¿Qué se puede pergeñar, aprehender o sugerir que le esté negado o vedado al parnaso o al canon europeo?

 

Es una gran pregunta ésta. La forma (esas 17 sílabas métricas: 5 / 7 / 5 ) ya marcan un reto insoslayable que ayudan a ajustar forma y contenido. Y, a su vez, la presencia del kigo (palabra estacional) ya te empuja a subrayar un tipo de poema distinto, crucial y esencial en su ser prístino,  aunque sea transportado a nuestra (a mi) cultura. Es la forma congrua, aunque comulgue con el tercerillo o la copla popular de nuestra tradición,  casi con el refrán u otros dichos orales. Está muy próximo a ellos, por otra parte. La carencia de rima, el verso blanco, esa asonancia acaso permisiva. Añade a nuestra Métrica y sus normas, cuanto acabo de señalar: la unidad con Natura, desde su forma, siempre que el haijin sea ortodoxo, como es mi caso. Y permite la simplicidad compleja: la complejidad simple de un instante eterno.

 

¿Qué resaltaría de sus haikus: lo bucólico, lo romántico o lo erótico?

 

Más que lo bucólico, “stricto sensu”, si se me permite, más propio de la poesía clásica

latina y renacentista, de un Garcilaso o un Cervantes, y tantos otros autores de églogas

(en su forma natural y extensa) en mis haikus aparece la Naturaleza siempre, destacada y ampliamente. De ahí que me autodefina como ortodoxo. Lo erótico es imperceptible, una ráfaga de mujer, un perfume, un atisbo: nadería. La Naturaleza es romántica ‘per se’. Como un estado de ánimo y como un misticismo. En ese estado: ahí, exactamente.

 

¿Acaso es posible a través del paisaje, de su sencilla descripción o plasmación, despojada de todo esplendor, exuberancia y suntuosidad, retratar el alma humana?

 

Naturalmente. Quien escribe, el autor, el poeta se autorretrata en su obra. Uno es lo que siente, lo que percibe en un instante unitivo con Natura en todas sus variantes. Le diré más: el LECTOR se siente retratado en esa misma convivencia, o en su antagonismo; que también sucede. Yo lo he constatado en mis presentaciones en vivo. Ante los receptores. Uno encuentra, hace suyo la vivencia, el mensaje del poeta o haijin.

 

Estoy en lo cierto si digo que existe en su obra cierto aire de protesta, que si ha optado por este tipo de poesía en concreto ha sido precisamente con el firme propósito de denunciar y criticar el lujo y la extravagancia inherentes a esta nuestra sociedad a diferencia de lo que ocurre con sus poemas, que brillan con luz propia sin necesidad de ornamento alguno, «en sus cueros vivos», como usted muy acertadamente expresa?

 

No era ese, en su origen, mi punto de partida. Empero, ahora que lo señala, me siento identificado, en parte, con ello. Ante tan insustanciales obras de medio pelo, de tanto amor pueril, púber,  adolescente; ante tanto poema pésimamente escrito en versos “non libres», como pretenden decir, sino libérrimos, amétricos, escritos a machetazos, a lo como quiera, ofrezco la limpieza y limpidez,  los “cueros vivos» como usted ha sabido señalar muy bien. Ese, entre otros, es uno de sus mayores méritos. Si no fuera su autor, señalaría, ay, otros muchos, pero prudencia y humildad, me amordanzan con sus manos nobles. Muchas gracias por sus atinadas preguntas. Me ha resultado tan breve como placentero responder a todo ello.

 

Escribir poesía: recursos y consejos para escritores.

La poesía es el género más recurrente cuando decides lanzarte al mundo de la literatura y escribir tu propio libro.

La poesía es un arte individual y subjetivo, no tiene unas reglas estrictas que debas seguir, cada persona tiene su propio estilo y puedes empezar a redactar de forma libre cuando llegue la inspiración; puedes hacerlo en verso o en prosa, permitirte tus propias ‘’licencias poéticas’’ y ayudarte de todos los recursos literarios que desees.

No obstante si deseas iniciarte en la poesía y adquirir algunos consejos, a continuación dejamos a tu disposición algunos recursos que puedes usar para hacer llegar al mundo el poema perfecto.

 

La poesía debe ser parte de tu vida.

Sumérgete de lleno en la poesía y no dejes de absorber ideas, por suerte otros autores han marcado el camino que hay que seguir, no te quedes atrás y fíjate en los grandes. Hay etapas que han marcado un antes y un después, no puedes comenzar a escribir poemas sin leer autores como Pablo Neruda, Bécquer, Gabriel García Márquez, Lorca, Alberti, etc.

No dejes de leer y de adquirir vocabulario, la riqueza léxica es esencial en la poesía para jugar con todas las figuras literarias y nuevas formas de expresión. Los grandes escritores destacan por su perfecta dominación en el lenguaje, tenemos el ejemplo de Miguel de Cervantes mundialmente conocido como la mayor figura de la literatura española, quién usó más de 23.000 palabras en sus obras mientras que un ciudadano medio no usa más de 5.000 palabras.

Confía en ti y saca todo tu potencial.

Tu poesía depende de ti y de tu creatividad. Para escribir poesía debes usar un lenguaje lírico ya que aporta belleza del texto y este lenguaje nace de los sentimientos del autor, si los sentimientos que expresas son puros llegarás al alma de tus lectores.

Tampoco esperes que todo salga bien a la primera pues no hay nada más eficaz que aprender de nuestros propios fallos.

 

                  El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

                                                                                                       –Pablo Neruda.

Crea un boceto y trabaja sobre él.

Una vez hemos adquirido las ideas hay que enfocarlas físicamente en el papel. Es muy recomendable utilizar una técnica conocida como ‘’lluvia de ideas’’ a través de la cual el escritor enfoca todas las ideas que le vienen a la mente sin nexo inicial entre ellas. El resultado que obtendrás serán temas, versos, palabras, rimas etc. en bruto que, al igual que un diamante, deben pulirse.

Un consejo imprescindible en esta fase de creación: nunca descartes ninguna idea aunque no te encaje de primeras, nunca sabes cuándo puedes necesitarla.

Demuestra tus habilidades.

Es el momento de aprovechar todas las ventajas literarias que nos ofrece la poesía y explotarlas al máximo añadiendo en todo momento tu marca personal. Utiliza todos los recursos literarios que consideres necesarios. Si estas introduciéndote en el mundo de la poesía, es recomendable empezar con formas poéticas sencillas, el verso libre se aplica perfectamente a cualquier tema y nivel de dificultad.

Las figuras literarias son las protagonistas en la poesía, son imprescindibles  pero no abuses demasiado de ellas, prueba poco a poco a introducirlas para ver qué respuesta (positiva o negativa) dan tus lectores a cada una de ellas.

El objetivo es demostrar el buen dominio del lenguaje que posees y tu capacidad de redacción e imaginación te harán destacar.

Comparte tu poema con los demás.

Es muy importante que descubras que piensan los demás de ti como autor antes de publicarlo. Que mejor manera que hacerlo con un grupo de personas especializados en valoración.

Nosotros Azur Grupo Editorial contamos con un equipo de personas cualificadas que pueden valorar tu obra y sacar lo mejor de ella, este tipo de valoración te ayudará a descubrir tu obra desde otro enfoque, dándole una nueva perspectiva para conseguir posibles mejoras.

Por ello te invitamos a enviarnos tu obra si ya está terminada, y nosotros la valoramos sin ningún tipo de compromiso.

Entrevista con Jesús Gandul Moreno, autor de Sombras Reflejadas.

¿Podría explicar la naturalidad con la que encaja el relato de lo extraordinario en la narración de lo ordinario?

 

    Pues así mismo, afrontando las cosas con mucha naturalidad. Hay veces en las que la realidad supera con creces la ficción. por eso es necesario aparte de bueno    tomarse esta vida con esa naturalidad de la que últimamente estamos carentes.  

 

El fenómeno de las apariciones, pura sugestión o estima que hay algo «extraño» de trasfondo, un universo o realidad paralela, acaso otra dimensión? ¿Lo sobrenatural o lo prodigioso es solo un elemento material con el que juega literariamente?

 

     Hombre, yo no sé si hay algo extraño en el trasfondo de todo esto. ¿Realidad paralela? habrá que preguntar a los que verdaderamente sepan del tema, o hayan vivido situaciones como alguna de éstas. Cierto es que si alguno ha vivido alguna situación y lo cuenta es todo un logro. Esto es solamente un elemento literario más con el que cuento y juego a la hora de escribir, como podía haber escrito sobre gastronomía o sobre deporte. No tengo porque llevar una dieta alimenticia o practicar alguno para poder escribir sobre ello, es verdad que si se sabe o entiende del tema, es más fácil y recurrente. Pero ahí seguimos.

      

 

¿De dónde radica su interés por lo desconocido? Da la sensación, por la profundidad y el calado de su relato, de que conoce el tema de primera mano, ¿estoy en lo cierto?

 

    Mi interés como tal, es como el de cualquier persona, que se sienta y enciende la televisión cuando ya no se entretiene con nada y aparece en la pantalla Iker Jiménez, todos nos quedamos (o casi todos) con la boca semiabierta, cuando nos hablan de un nuevo descubrimiento sobre la veracidad de la Sábana Santa, o de la posibilidad de la existencia del monstruo del Lago Ness o temas de ese tipo…

¿Es determinista su visión de la existencia? ¿Piensa que nacemos con un destino ya prefijado o trazado?

     

     Mi visión de la existencia, principalmente con el tiempo ha llegado a ser completa y simplemente mía. Pienso que nacemos, vivimos y morimos de la manera más digna posible, pero aun así hay algunos digamos «fenómenos» o algunas «casualidades» que no se deben de pasar por alto, por lo menos a quienes les ocurren, claro está. 

     

Considera que seres de otros mundos inciden, influyen, condicionan o gobiernan nuestras vidas?

 

Esa es una respuesta o una opinión que creo que debería ser contestada por expertos en la materia, cosa que yo prácticamente son y profano en ella. Yo solamente soy un escritor que ha intentado reunir este conjunto de relatos, más o menos creíbles, con un nexo común en todos o en la mayoría de ellos, dejando al lector a su libre disposición el hecho de creer o no, lo que en cada relato se refleja.

Entrevista a Juan Carlos Pérez Álvarez, autor de Helvegen.

-¿Cuáles fueron las razones que te motivaron a crear esta obra?

                Se hizo una convocatoria en mi localidad de residencia para un concurso de novela corta. Justo en ese momento estaba construyendo la historia de «Atentado la conjura de Igeldo», una novela policíaca, pero estando el límite entre 75 y 110 páginas, llevando ya más de 180, era imposible presentar esa, faltando, aún, mucho que contar. Por ello, debía, si surgía, encontrar una historia. Una noche tuve dos visiones, con la suerte de que esos sueños los recordé. Uno es muy parecido a la portada, otro alguien viajando en una especie de tren elevado en medio de la nieve. Y a partir de ahí, fue ir haciéndome preguntas para construir el porqué de esas situaciones.

-A día de hoy, ¿Que significa «Helvegen» para ti?

                 Un recuerdo y una oportunidad. Una historia que siento muy mía, y de la que me siento orgulloso de haber podido publicar, sin duda, con el gran aporte de Azur Editorial, y una oportunidad porque se me ha dicho que es guionizable, por lo que nunca se sabe cuándo puede surgir, por más que sea difícil y una utopía cuasi irrealizable, el que pueda llegar a ser, con el tiempo, una serie de televisión o una película. Un deseo más que una realidad. Por ahora.

-Tu historia trata sobre las catástrofes consecuencias por el cambio climático, ¿Esta obra está basada en algún hecho real?

                  Al seguir a mi obra Atentado la conjura de Igeldo quise alejarme completamente, territorial, vital, temporal y espiritualmente, pero, de manera sorprendente, el espacio donde termina la novela (y no quiero hacer spoilers) han encontrado asentamientos humanos con más de cinco mil años de antigüedad, por lo que la realidad supera a la ficción. O al revés. En cualquier caso, la realidad siempre te sorprende. Y el futuro no está escrito, ¿o sí?

-¿Dirías que has basado algún personaje en ti mismo, o alguien cercano a ti?

                   A decir verdad los personajes, a diferencia de mi anterior novela, quise construirlos en base a arquetipos mitológicos, en su caso, nórdicos, griegos y romanos, para poder incorporar condiciones y características a los personajes sin necesidad de hacer una gran descripción de manera explícita, por lo que, no, la respuesta sería no. Cosa que espero no les moleste.

– ¿Cómo describirías a Freya? 

                    Freya sería la fortaleza desde la debilidad de alguien inadaptado a una realidad que no eligió, que no comprende, pero que es la que su familia le ha dado, y la que le ha tocado vivir. Dicen que tras la tormenta llega la calma, como es después de una catástrofe climática extrema, pero en ese no tan idílico escenario, hay sus dificultades, que son las que, quiera o no, Freya deberá enfrentar. Posiblemente a su pesar.

¿Cómo empezar a escribir un libro?

¿Qué debes saber antes de empezar a escribir un libro?

1.Sin planificación, todo será caos.

La planificación antes de empezar a escribir tu obra es muy importante. De lo contrario, entrarás en una improvisación constante y llegará un punto en que ni siquiera sepas cómo continuar. Por ello, los principales elementos de la obra deben estar claros antes de escribir la primera palabra.

1.1 ¿Qué narrador dará voz a tu libro?

Elegir el narrador es una de las acciones más importantes ya que te condicionará el modo en que vas a plantear la historia. Debes tener claro cuál será su función y no mezclar más de un tipo de narrador si no sabes hacerlo.

1.2. Redacta el argumento completo.

También es muy importante que antes de escribir tu libro compongas los puntos centrales de tal, para ello, deberás definir los siguientes aspectos:

  • ¿Quién o quiénes son los protagonistas?
  • Los temas. ¿Qué quieres contar? O, dicho de otra forma, ¿de qué quieres hablar?
  • ¿Cómo vas a hacerlo? Ciencia ficción, novela contemporánea, poesía…
  • Los giros argumentales, aquellos puntos de inflexión en los que la historia cambia de rumbo

 

1.3. Ambientación

Piensa dónde van a desarrollarse los acontecimientos, cómo son los paisajes, las casas, el clima, el carácter y el lenguaje de los habitantes…

2.Ahora empieza la fase de documentarte.

Cuando ya tengas tu boceto realizado, ha llegado el momento de investigar. Por ejemplo, si uno de tus personajes tiene algún tipo de problema psicológico, tienes que documentarte sobre ese trastorno y cómo afecta al personaje y a su entorno, de qué manera se manifiesta o los posibles desencadenantes.4.¿Para qué público escribes?

Como ya sabrás lo que vayas a escribir será diferente si va dirigido a un público infantil, juvenil o adulto.

Por eso tienes que decidir desde un principio a que público irá dirigido tu obra, ya que el lenguaje, las situaciones, la complejidad de los conflictos… Todo puede cambiar en función del tipo de lectores.

4.¿Cómo será el inicio de tu novela?

Cuando escribas las primeras páginas de tu libro, sé directo, que quede claro de qué vas a hablar. Recuerda que tu objetivo es seducir a los lectores, que se queden con él y quieran seguir leyendo.

 

Contacta con nosotros
close slider

CONTACTA CON NOSOTROS

[recaptcha]


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).