¿Cómo escribir una biografía de autor?

De todos los elementos que hay que preparar al publicar un libro, la biografía de autor es, sin duda, el más infravalorado. Sin embargo, jamás se debe pasar por alto ni descuidar la biografía, pues los lectores van a leerla antes que el relato que has escrito. Tu valía, reputación y credibilidad como autor también juegan un papel importante en la compra de tu libro.

Ese pequeño texto biográfico habla de ti y te conecta o te aleja de tu público. Por ello, no te conformes con unos típicos, insulsos e inapropiados datos. Si quieres generar interés sobre tu libro y sobre ti, sigue los pasos de esta sencilla guía sobre cómo escribir una biografía de autor

1.Una biografía de autor no es un currículum

Ante todo, no debes confundir una biografía con un currículum. Se trata de que te lean. Aunque parezca lo contrario, tus estudios y tu carrera no les van a convencer de nada. En cambio, al redactar una buena biografía, sí estarás dando un primer paso para demostrar tu talento como escritor. Tienes que darles razones para leer tu libro y confiar en ti, no aburrirles y dejarles vacíos.

Una biografía versa sobre ti como autor, es decir, sobre una faceta tuya de tantas otras que puedas desarrollar en tu vida. Selecciona aquello que creas importante, lo más relevante que hayas realizado, y deja todo lo demás atrás.

2.¿Qué persona debes emplear?

Quizá pienses que redactar tu biografía en primera persona te acerca al público. Es verdad que nos gusta el contacto directo; conocer a la persona detrás del libro nos hace sentir parte de algo especial. Desde luego, es una elección tentadora, pero no la más adecuada. Escribir en tercera persona siempre resultará más elegante y profesional.

3.Sé conciso

Como puedes observar, lo primordial es incluir información oportuna sobre tu estilo y tu libro. Y más esencial aún: hacerlo de forma concisa y veraz. ¿A qué nos referimos con estos dos conceptos? Por ejemplo, si tu novela trata sobre la vida de un famoso ladrón y tú has trabajado en el centro penitenciario donde está encarcelado, este dato debería figurar en tu biografía.

Debes lograr que tu biografía sea veraz, así que no inventes ni exageres experiencias. Cuando escribimos sobre nosotros mismos, pueden darse dos situaciones que van a perjudicar tu biografía. La primera es la timidez extrema y la falta de confianza, pensar que no tenemos nada interesante que contar sobre nosotros. La segunda situación se produce al dejarnos llevar en exceso, lo que da origen a una verborrea incansable.

4.Datos obligatorios

Con independencia de las experiencias personales de cada uno, la biografía debe contener algunos datos indispensables. Estos son:

  • Fecha y lugar de nacimiento.
  • Premios que hayas ganado. Esta información indica que sabes lo que haces y da un motivo para confiar en ti.
  • Estudios y trayectoria, solo si es pertinente. Por ejemplo, cuando el objetivo de tu libro es proporcionar consejos para las empresas y has trabajado como director financiero o de marketing.
  • Datos atractivos que puedan generar interés en el lector. ¿Te sientes reflejado en alguno de los personajes o los acontecimientos de la historia te tocan de cerca? ¿Por qué?
  • Grupos de escritores de los que eres miembro o talleres que impartes.
  • Tu web, blog o cualquier página profesional donde los lectores puedan reunirse contigo. Es hora de que cedas el testigo al público y que sea este el que actúe.

5.Qué no debes incluir al escribir una biografía de autor

Seguro que, después de haber leído el apartado anterior, tienes más clara la estructura de tu biografía. Pero, en el caso de que te quede alguna duda, aquí van los puntos que debes dejar fuera.

  • Qué cursos te apasionan. No es nada interesante, así que déjalo para otros espacios, como tu blog.
  • Contar a qué escritor has conocido, si fuiste su discípulo, si asististe al taller de tal autor o persona famosa… Esto no te convierte en buen escritor ni alienta a leer tu novela. Como mucho, la gente pensará: “pues bien por ti, chaval”, y luego abandonará el libro donde estaba.
  • Datos irrelevantes del tipo “amo escribir al alba” o “tengo una casa de campo en la que puedo concentrarme”. Aunque la biografía aporta datos sobre ti, en realidad, no está dirigida a ti
  • Experiencia laboral. Ya hemos visto que, salvo que tu libro esté dedicado a la empresa, ser director de marketing y tener la carrera de Empresariales no le importa a nadie.
  • Cuidado con usar un tono presuntuoso.

6.Pon el mismo esmero en la fotografía de autor

Por nada del mundo descuides tu fotografía de autor. Antes de leer el texto de la biografía, la gente va a mirar tu foto, es inevitable.

 

  • No poses de forma impostada y poco creíble.
  • Stop selfies. Se nota cuando fotógrafo y fotografiado son la misma persona
  • No realices la captura a poca distancia. Enfoca, encuadra y respeta el aire.
  • La fotografía de la biografía debe ser únicamente tuya. Ni amigos, ni pareja, ni mascota. Solo tú.
  • Nada de fotos divertidas. Se trata de tu imagen como escritor, no de un recuerdo del colegio.
  • Evita fotografías artísticas. Se te tiene que ver a ti de forma realista y natural. Para crear e imaginar, ya están la portada y la novela misma.
  • Estar tomadas en alta calidad y con la resolución apropiada.

Cómo escribir una buena sinopsis.

Muchos dicen que en una buena sinopsis está la clave del éxito de nuestra novela. Puede parecer difícil resumir nuestro preciado trabajo en unas simples palabras, pero debemos tomárnoslo muy en serio porque es una parte crucial de nuestro libro.

La importancia de la brevedad.

No se trata de escribir una parrafada que nadie va a leer por completo. Hay que intentar decir lo máximo posible con la mayor brevedad posible.

No te compliques.

No es momento de parafrasear o hacer difícil la lectura. Se trata de que el lector, a simple vista, pueda ver de qué trata la historia y si le convence lo suficiente como para darle una oportunidad.

No desveles la parte esencial de la trama.

Puede parecer obvio, pero si desvelas el final, ¿quién va a querer leerlo? Se trata de crear el mayor interés posible hacia el libro, y cuanto más insinúes sin mostrar mejor.

Debes instar al lector a leer más.

Puede parecer complicado, pero es el objetivo máximo de nuestra sinopsis. Debemos ponernos en el lugar del lector y pensar «Después de leer esto, ¿por qué querría leerlo?», « ¿hay algo que me induzca a leer más?». Si la respuesta no es afirmativa, hay que seguir trabajando.

 

 

 

 

 

¿Cómo empezar a escribir un libro?

¿Qué debes saber antes de empezar a escribir un libro?

1.Sin planificación, todo será caos.

La planificación antes de empezar a escribir tu obra es muy importante. De lo contrario, entrarás en una improvisación constante y llegará un punto en que ni siquiera sepas cómo continuar. Por ello, los principales elementos de la obra deben estar claros antes de escribir la primera palabra.

1.1 ¿Qué narrador dará voz a tu libro?

Elegir el narrador es una de las acciones más importantes ya que te condicionará el modo en que vas a plantear la historia. Debes tener claro cuál será su función y no mezclar más de un tipo de narrador si no sabes hacerlo.

1.2. Redacta el argumento completo.

También es muy importante que antes de escribir tu libro compongas los puntos centrales de tal, para ello, deberás definir los siguientes aspectos:

  • ¿Quién o quiénes son los protagonistas?
  • Los temas. ¿Qué quieres contar? O, dicho de otra forma, ¿de qué quieres hablar?
  • ¿Cómo vas a hacerlo? Ciencia ficción, novela contemporánea, poesía…
  • Los giros argumentales, aquellos puntos de inflexión en los que la historia cambia de rumbo

 

1.3. Ambientación

Piensa dónde van a desarrollarse los acontecimientos, cómo son los paisajes, las casas, el clima, el carácter y el lenguaje de los habitantes…

2.Ahora empieza la fase de documentarte.

Cuando ya tengas tu boceto realizado, ha llegado el momento de investigar. Por ejemplo, si uno de tus personajes tiene algún tipo de problema psicológico, tienes que documentarte sobre ese trastorno y cómo afecta al personaje y a su entorno, de qué manera se manifiesta o los posibles desencadenantes.4.¿Para qué público escribes?

Como ya sabrás lo que vayas a escribir será diferente si va dirigido a un público infantil, juvenil o adulto.

Por eso tienes que decidir desde un principio a que público irá dirigido tu obra, ya que el lenguaje, las situaciones, la complejidad de los conflictos… Todo puede cambiar en función del tipo de lectores.

4.¿Cómo será el inicio de tu novela?

Cuando escribas las primeras páginas de tu libro, sé directo, que quede claro de qué vas a hablar. Recuerda que tu objetivo es seducir a los lectores, que se queden con él y quieran seguir leyendo.

 

Las dos principales funciones de un agente literario

Las dos principales funciones de un agente literario

¿Qué es un agente literario? ¿Cuales son las funciones de un agente literario? ¿Eres escritor y te has preguntado si te merece la pena tener uno? Entonces, te invitamos a seguir leyendo.

La industria editorial en estos últimos años ha cambiado enormemente, si hace años las distribuidoras tradicionales eran las que se encargaban de la comercialización de la obra, ahora el proceso y volumen de las operaciones hacen que las editoriales sean las comercializadoras de sus propios libros.

En este proceso la figura del agente literario es fundamental, ya que en gran parte el éxito o fracaso de nuestra venta se va a deber en la implicación del escritor y su agente literario.

 

Principales funciones de un agente literario

1. El agente literario se encarga de promocionar la obra tanto en el mercado físico como en el mercado virtual, enviar notas de prensa a periódicos, revistas, radio y televisión, recomendar al escritor ferias y jornadas literarias, recomendar su presencia allí donde sea pertinente con la finalidad de conseguir el mayor número de lectores posible. Además, puede conseguir que los autores que representa tengan la oportunidad de escribir artículos para diferentes medios de comunicación, o que se les invite a participar en determinados eventos.

2. Va a velar para que la promoción de nuestra obra sea siempre la correcta sabiendo donde debemos de incidir para que el número de lectores  (y en consecuencia la venta de nuestra obra) aumente, ya que es el principal conocedor del mundo editorial. Hay situaciones en las que el agente literario hace las funciones de consejero e intenta orientar a los escritores novatos para sacar todo su potencial,  todos sabemos lo que cuesta tener un libro en el mercado. Siguiendo los consejos podremos ver que en pocas semanas e incluso días tendremos las primeras reseñas en publicaciones y empezaremos a realizar las primeras presentaciones delante de los lectores.

 

principales funciones de un agente literario de Azur Editorial

En Azur Grupo Editorial dispondrás de nuestros agentes literarios para que desde el primer día te ayuden y orienten el la tarea de ser escritor, y que te sientas arropado con la ayuda de un profesional desde el primer momento.

7 criterios para acertar al elegir editorial

7-criterios-para-elegir-editorial-para-publicar-tu-libro

¿Estás considerando la opción de autopublicar un libro?. Estás de enhorabuena. Hoy te damos unos consejos sobre cuáles son los servicios mínimos que tiene que darte una editorial para que estés tranquil@ al firmar tu contrato de edición. ¿Quieres conocer los 7 criterios para acertar al elegir editorial para publicar un libro? ¡Apunta!

Di NO a las editoriales que publiquen cualquier obra

Huye de editoriales que editen todo tipo de manuscritos. Esto es una señal de que el libro no será leído por nadie y trabajarán más como un servicio de imprenta que de editorial. Será sencillo darte cuenta. Simplemente te dirán que puedes publicar y unas tarifas, sin que te manden un informe de lectura. Sin que te den un motivo de porqué tu obra ha sido aceptada por ellos.

Si no te mandan un primer informe de lectura, no es de fiar

Busca editoriales que hagan una primera lectura de tu obra. A día de hoy, todo el mundo puede autopublicar. Si lo que buscas es estar en las mejores librerías, tienes que encontrar una editorial con servicio de lectura (o informe de lectura) ya que, en este momento, necesitas consejos de mejora o refuerzo de cosas a resaltar. Al principio será un proceso que tarde más, pues habrá alguien que lea tu obra, pero a la larga lo agradecerás. Son muchas las librerías que rechazan libros por no cumplir un mínimo de calidad.

Corrección obligatoria

La corrección debe ser obligatoria e incluida, es decir, si te dicen que si contratas X ejemplares o hasta X páginas la corrección es gratuita, ya podrás imaginar que no todos los libros que han editado han cumplido esas características, con lo que tenemos que tener claro que sea una línea editorial profesional, para que después nuestro libro, el que nos ha costado tanto trabajo y que con tanto cariño hemos tratado, no sea rechazado por los lectores.

Corrección sin coste adicional

Debemos encontrar una editorial que se encargue de hacer las correcciones ortotipográficas, de estilo e integrales. Esto quiere decir que por mucho cuidado que hayamos tenido escribiendo, si no somos filólogos, siempre se nos podrá escapar algo. Por ello debemos entregar la obra a una editorial que cuente con este tipo de servicios sin un cargo adicional.

Gestión de tramitación legal

Llegados aquí es importante que gestionen la tramitación legal, al menos el depósito e ISBN, para que tu libro, con su código asociado, pueda ser encontrado en cualquier punto de venta.

Maquetación y diseño profesional

Es importante que sea una editorial que cuide al detalle la maquetación y diseño de la cubierta de forma profesional. La estética del interior y exterior son muy importantes. Tienes que entender que cuanto más atractivos sean los ejemplares, más lectores se acercarán a tu obra.

Editorial y editor, unidos por un mismo fin

Por último, y no menos importante, es fundamental encontrar una editorial que te de un servicio durante la edición y después de ella. Debéis tener en común el éxito de la obra. La editorial y tú debéis ser un equipo para que el libro llegue al máximo de lectores, para ello es bueno que te promocionen en redes sociales, prensa, presentaciones…

 

Si has ido respondiendo que sí a todos los servicios, ¡por fin puedes elegir editorial para publicar un libro! Has encontrado una editorial de confianza, con la que podrás firmar tu contrato con total tranquilidad.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estas sugerencias antes de decantarte por una editorial, pues en gran medida, de esto dependerá el éxito de tu novela. Y tú, ¿Nos sugerirías algún servicio más?

 

Entrevista a Manuel Ortega «El Zorro», autor de Los pasos de la juventud

En el día de hoy inauguramos una nueva sección en nuestra web. Será una sección de entrevistas con los autores de Azur Grupo Editorial. Comenzamos la sección con esta entrevista a Manuel Ortega «El Zorro», autor de Los pasos de la juventud que, próximamente, estará a vuestra disposición en las librerías.

 

Entrevista a Manuel Ortega

¿Dónde nació tu afán por escribir?

Todo empieza con la afición a la música y a la poesía, ya que creo que son, como poco, primas hermanas (literatura y música) en esta familia tan amplia de apellidos Arte y Cultura. Creo que fue al escuchar Larga Vida al Rock & Roll, de Barón Rojo, en aquellos maravillosos años 80 en los que yo quería escribir letras como aquellas que me hacían (y me hacen) vibrar al ritmo de guitarras, bajo y batería. Curioso es que escuchaba esta (mi primera) cinta-casete en un aparato de un tío mío que, 20 años más tarde, me dejaría de herencia 800 libros. También, de lo que más me gusta, aun sabiendo que se puede experimentar cualquier sensación a través de la lectura, es el poder denunciar las injusticias o al menos mostrarme en contra de ellas. A ello me enseñaron El diario de Ana Frank, El niño yuntero, Yo te nombro libertad, Muere lentamente o A galopar, entre otras.

 

¿Cómo fue el proceso de creación y experiencia editorial?

En realidad, me ha pillado en pleno proceso, pero hasta ahora está siendo positivo. He dado con profesionales que me están ayudando y enseñando mucho. Y, sobre todo, están teniendo una enorme paciencia, ya que no es solo que sea nuevo en esto, sino que no tengo ni idea de programas con los que debo escribir y otros contratiempos que, como digo, me están solucionado desde la editorial.

 

¿Qué intentas reflejar con el título?

El título, Los Pasos de La Juventud, está muy claro lo que quiere reflejar: los pasos de la juventud, que es de lo que hablo en su interior, de los caminos que recorremos por la vida. Y pese a que tengo bien claro que cada persona camina por su vereda, también sé que hay puntos y cruces en los que nos encontramos unas con otras personas, ya que compartimos ese espacio y tiempo en el que nos cruzamos. ¿Hasta cuándo somos jóvenes? Yo creo que es una pregunta muy común y de amplia respuesta.

los pasos de la juventud manuel ortega el zorro

¿Cómo definirías tu obra?

Según para quién, no para todo el mundo igual. Depende de su capacidad intelectual y cultural, por supuesto. La definiría, sobre todo como fresca, muy entretenida, con su pizca de suspense, intriga, musical, rebelde… con su triple ración de erotismo y de sexualidad, bastante informativa, y un poco educativa.

 

¿A quién va dirigido Los Pasos de la Juventud?

Por su contenido sexual, si le hacemos caso a la ley, seguramente debería de ser para mayores de 18. De hecho, el libro lleva este símbolo, pero yo creo que a partir de los 16 ya pueden leerlo. Las primeras escenas se desarrollan en una clase de 3º ESO y, aparte de este punto legal, yo creo que Los Pasos de La Juventud le aportaría algo positivo a cualquier persona, independientemente de su edad y otros atributos.

 

¿Darías alguna recomendación a nuevos escritores?

No me gusta dar consejos, pero a mí, los que me han dado mucha gente relacionado con este mundillo, van enfocados a que si quiero escribir, antes tengo que leer. Y por supuesto que hasta que la obra no esté a la altura de la situación, que no la editaré.

 

Esperamos que os haya gustado. Próximamente nuevas entrevistas con autores.

¿Cómo debe ser la estructura de los diálogos de una obra?

estructura de los diálogos de una obra

Diálogos y estructura

Muchos escritores tenéis dudas sobre el uso de los guiones de diálogo en su estructura, la función de estos es la de indicar lo que dicen los personajes de un texto, y separar lo hablado por uno de ellos de lo que añade el autor de forma explicativa.

Si escuchamos una conversación e intentamos llevarla al papel, nos damos cuenta de que ese diálogo no funciona a nivel narrativo. Las conversaciones están llenas de interrupciones, frases sin terminar… Los diálogos pueden adoptar formas y convenciones muy distintas según el tipo de obra. Conocerlos bien nos ayudará para elegir cuál nos conviene emplear

Diálogos con y sin acotaciones

Los diálogos pueden incluir diálogos con acotaciones del narrador, cuando es así, se dice que son abiertos, cuando son sin acotaciones, se dice que son cerrados.

En este caso se utiliza la raya aportando información al lector sobre la acción o tonalidad del personaje que habla, dejamos unos ejemplos para apreciar mejor la diferencia;

—Hola, ha llegado Andrea —dijo Javi. Diálogo con acotaciones (abierto) del narrador.

—Andrea, tengo ya coche; ¿y tú? Diálogo sin acotaciones (cerrado) del narrador.

Raya y guión

Es uno de los fallos más frecuentes a la hora de escribir un diálogo. La diferencia entre la raya y el guión es sencilla, el guión (-) es más corto que la raya (—). La forma correcta de escribir los diálogos es con raya;

—Andrea, llama a Pablo. 

La raya se debe usar durante todo el diálogo, incluidas las acotaciones del narrador:  

—Hola, me llamo Pablo -dijo él. Incorrecto. 

—Hola, me llamo Pablo —dijo él. Correcto.

Así que, en todos los diálogos hay que usar raya, nunca guión.

Espaciado

  • Usar el espaciado en los diálogos es otro de los fallos más frecuentes, simplemente hay que recordar que no hay espaciado entre la raya y la primera letra del diálogo: 

—Mi hermano se llama Jonathan. Correcto.

— Mi hermano se llama Jonathan. Incorrecto

  • No hay espaciado tampoco en la acotaciones del narrador, pero si entre la última palabra del diálogo y la acotación.

—Mi hermano se llama Jonathan —dijo Rosa.  Correcto.

—Mi hermano se llama Jonathan — dijo Rosa. Incorrecto

 

  • No hay espaciado al final de la acotación, pero sí que hay al comenzar de nuevo el diálogo. 

—Mi Hermano se llama Jonathan —dijo Rosa— y tiene cinco años. Correcto.

—Mi hermano se llama Jonathan —dijo Rosa — y tiene cinco años. Incorrecto.

  

Los diálogos son parte fundamental de cualquier historia, por lo que es imprescindible para todos tener claro su estructura, estos no son los únicos diálogos y pueden hacerse combinaciones a partir de estos, así como nuevas formas. Lo importante es que el texto fluya y que el lector sepa quién está hablando en cada momento. A partir de ahí, depende del ingenio y pericia del que escribe.

 

Esperamos que estos consejos sobre cómo debe ser la estructura de los diálogos de una obra os hayan servido y los llevéis a la práctica.

8 Trucos para redactar una obra literaria que sea legible y comprensible

8 Trucos para redactar una obra literaria bien

Al redactar una obra literaria hay que ser concretos, no hay que mezclar ideas. La obra tiene que tener una estructura coherente que facilite la lectura. Esto es algo indispensable para redactar una obra literaria y hacerlo bien. Vamos a ver a continuación 8 trucos para asegurarnos de que un texto se lee y se comprende con facilidad.

 

1. Para redactar una obra literaria mejor no hay que escribir como se habla

La construcción del lenguaje hablado y escrito son diferentes. Estos deben seguir una determinada estructura. Asegúrate de que cada frase tiene sujeto, predicado y los complementos necesarios. De esta manera cada idea estará enunciada y concluida.

2. Estructura las ideas

Hay que tener claro sobre qué se va a escribir y qué se quiere lograr. Hacer un borrador donde apuntes las ideas principales a tratar y luego desarrollarlas de manera ordenada será una técnica apropiada para redactar mejor una obra literaria. Agrupa todo lo relacionado con una misma idea en un mismo párrafo o en párrafos consecutivos, evita saltar de un tema a otro de forma desordenada confundiendo al lector.

3. ¡Muy importante la puntuación!

Puntuar correctamente es indispensable para redactar mejor, ayuda organizando el texto para que no sea caótico, de este modo se consigue una escritura fluida.

Evita párrafos largos compuestos por una única oración. Relee el texto en busca de frases demasiado largas y trata de separarlas en frases más cortas. Este punto es vital para no saturar sin descanso al lector.

4. Menos es más (adjetivos y adverbios)

En lugar de unir una cadena de varios adjetivos, para redactar una obra literaria bien, te aconsejamos buscar aquel que exprese a la perfección lo que quieres decir. Reduce el uso de adjetivos y adverbios.

Acumular palabras no vuelve una idea más clara, se trata de encontrar la palabra apropiada.

5. Evita repetir palabras

Si acabas de emplear una palabra, para redactar mejor te aconsejamos no repetirla de nuevo. Repetir palabras denota pobreza de vocabulario. Usa un diccionario de sinónimos para encontrar alternativas.

6. Elimina muletillas

Casi todos tenemos esa muletilla que repetimos siempre. Búscala en tus textos para redactar mejor y erradícala.

7. ¡Errores!

Equivocarse es de humanos. A pesar de ello, trata de evitar los errores. Para escribir mejor una obra literaria consulta todas tus dudas con un diccionario para cerciorarte de la grafía exacta de la palabra sobre la que no estás seguro o de que significa lo que tú crees.

8. Corrige

Revisa el texto al menos dos veces. Lee el texto en voz alta. Dáselo a leer a un amigo. Así te asegurarás de que no hay errores, pero también de que es un texto comprensible que trasmite con claridad tus ideas.

Debes prestar atención a los puntos que acabamos de ver para redactar mejor si vas a escribir un texto literario, una novela o un relato. Así que tenlos siempre presentes.

 

Estos son nuestros 8 trucos para escribir una obra literaria bien. No solo te aconsejamos tenerlos en cuenta, sino que estamos seguros que nos dejaremos en el tintero alguno que otro. Así que si quieres ayudarnos a completar este artículo con algún otro aspecto o truco que tú utilices para redactar una obra literaria estaremos deseando conocerlo Te animamos a dejarlo en un comentario.

8 consejos para escribir una escena erótica creíble

consejos para escribir una escena erótica

El sexo es un proceso natural en el ser humano. Pero para hablar de él puede resultar complejo, sobre todo cuando tratamos de introducirlo en un texto. Por eso, los escritores deben prestar especial atención a la hora de escribir una escena erótica. En el día de hoy desde Azur Editorial queremos ayudarte con consejos para escribir una escena erótica que creemos útiles si en tu próxima obra vas a incluir un pasaje de este tipo. Coge papel y lápiz que empezamos.

 

Consejos sobre cómo escribir una escena erótica creíble

Nunca olvides que escribes para tu público

Cuando se escribe una escena erótica es importante definir a quién va dirigido. Por ejemplo, para adolescentes, el tratamiento de la escena erótica debe ser diferente al de los relatos para adultos.

Lo importante es que tenga lógica dentro de la historia, que no parezca forzado.

El erotismo depende de tus personajes

El sexo debe acontecer de forma natural, siempre en base a las experiencias y personalidades de los implicados. Por eso, es fundamental definir muy bien a los protagonistas de una relación sentimental y/o sexual.

El sexo no es igual para todos, por tanto tampoco lo será para tus personajes. Dos jóvenes que mantengan relaciones sexuales porque están enamorados no lo sentirán ni lo vivirán de la misma forma que dos desconocidos que solo buscan placer en el otro y no mantienen vínculos afectivos. Por eso, tú tampoco debes narrarlo del mismo modo.

¿Qué siente cada uno de los implicados?

Dentro de la experiencia sexual hay dos puntos de vista: el de los dos individuos, (en el caso de haber dos implicados). Por eso, es importante saber qué significa para cada uno de dicho encuentro sexual. Para uno puede ser estar enamorado, e intimar con el ser querido implique algo especial y mágico, mientras que para el otro puede que no sea más que un “encuentro casual”.

Desde cada personaje, el mismo hecho puede tener interpretaciones y descripciones completamente diferentes entre sí. Lo ideal en casos distintos es contar la historia desde fuera, para dar a entender la versión de cada uno, lo que puede atraer poderosamente la atención del lector.

Las consecuencias de la escena erótica

Normalmente, cuando se da importancia a una escena en una historia es porque tendrá una consecuencia en la evolución de los hechos. En caso de que sea así, es mejor dejar clara la forma en la que ambos personajes se han compenetrado. Resaltar el nivel de intimidad alcanzado tras un encuentro erótico permitirá a los lectores comprender los sucesos relacionados con este hecho que estén por venir.

El uso del erotismo como recurso

Describir una escena sexual requiere: disposición, relajación y disfrute. Como autor, necesitas pasárselo bien al escribir una escena erótica si quieres conseguir que la redacción resulte creíble. Se trata de comprender lo que está sucediendo, de compenetrarse con los propios protagonistas.

Hay que estimular los sentidos de los lectores para que entiendan lo que se busque resaltar en un momento así.

Ante todo, naturalidad 

Es crucial que todo ocurra con naturalidad. No solo en el acto en sí, también los hechos previos. Es importante describir dichas circunstancias con anterioridad, para que quede claro por qué han impulsado las acciones de los protagonistas, y que no parezca mero capricho del autor. Ese tipo de cosas desmejoran un texto, por eso hay que prestarles mucha atención.

El lenguaje a utilizar 

El lenguaje que se utilice vendrá definido por el “tipo” de sexo que se vaya a describir. La pasión, el salvajismo e incluso la monotonía se cuentan de formas distintas.

Los elementos descriptivos 

Finalmente, en cuanto a la descripción, recuerda que no tiene que ser mecánica. Recomendamos que se recurran a figuras literarias siempre que se necesite reflejar las emociones y sensaciones de los implicados, para que tu texto sea sutil, de calidad, y se centre en lo verdaderamente importante.

No olvides que el mero hecho de hablar de sexo no convierte una historia en un relato erótico. Lo importante es aprender a darle su justo valor para la trama y para despertar el interés del lector.

 

Desde Azur Editorial esperamos que os hayan resultado interesantes y llevéis a la práctica alguno de estos consejos sobre cómo escribir una escena erótica que os hemos dado hoy. Y, por supuesto, nos interesa saber tu opinión sobre ellos o que nos ayudes a completar este artículo con consejos que crees que podrías dejar para otros escritores como tú. Te animamos a hacerlo dejando en un comentario.

¿Buscando inspiración para tu novela de fantasía?

¿Buscando inspiración para tu novela de fantasía?
Buscar ideas para tu proyecto a veces torna algo complicado y es frecuente salir a buscar inspiración a la calle, pero ¿qué otros métodos tenemos para obtener ideas para crear una novela? Ya dijo el maestro Picasso que él empezaba sus obras con una idea y que luego, la idea iba haciéndose cada vez más compleja hasta que se convertía en algo más. Podría decirse que Picasso partía de un esbozo de idea que iba desarrollando después.

Continuar Leyendo

Contacta con nosotros
close slider

CONTACTA CON NOSOTROS

[recaptcha]


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).