Firma de libros: Claves para el éxito.

Una firma de libros es un evento que cualquier autor quiere que sea inolvidable. Pero puede ser un gran reto, sobre todo si eres novato en este mundillo.
Por eso queremos compartir con vosotros estos tres consejos para que tu firma de libros sea un éxito.

1.Tener una actitud proactiva.

Sí. Podemos decir que esto es totalmente la clave.

Tu actitud lo es todo. No puedes sentarte a leer tu libro esperando a que se acerquen las personas deseosas a comprarlo. Hay que ser realista; tienes que promocionarlo.

*Aconsejamos que cuando te acerques a las personas con una gran sonrisa, les dejes tocar y leer un poco el libro, así es más probable que lo compren*

 

2.Olvida los “escuderos”.

Con escudero nos referimos a ese familiar/amigo que no se separará de ti en todo momento. No decimos que no puedan ir a verte o acompañarte un poco. Pero si las personas de tu alrededor te ven exclusivamente con una pèrsona durante 30 minutos hablando lo más probable es que no se acerquen a ti.

*Pueden visitarte pero después del saludo, la firma y una breve conversación, pídeles amablemente que se retiren. Para no ahuyentar a los posibles clientes*

 

3.Presta atención al día y la hora.

Organizar una firma entre semana no es buena idea, suele haber poca afluencia de público. Los días ideales para firmar van del viernes por la tarde, al domingo por la tarde, es decir, como es lógico, el fin de semana.

*Sobre la hora, intenta que no sea a primer hora ni a última: a primera muchas personas pasearán por el evento echando un vistazo y puede que, para cuando decidan comprar, tu horario de firma ya haya acabado, a última hora la afluencia suele ser menor y muchos asistentes ya han finalizado sus compras.*

 

Deja un comentario

*

Contacta con nosotros

CONTACTA CON NOSOTROS


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).