Escribir poesía: recursos y consejos para escritores.

La poesía es el género más recurrente cuando decides lanzarte al mundo de la literatura y escribir tu propio libro.

La poesía es un arte individual y subjetivo, no tiene unas reglas estrictas que debas seguir, cada persona tiene su propio estilo y puedes empezar a redactar de forma libre cuando llegue la inspiración; puedes hacerlo en verso o en prosa, permitirte tus propias ‘’licencias poéticas’’ y ayudarte de todos los recursos literarios que desees.

No obstante si deseas iniciarte en la poesía y adquirir algunos consejos, a continuación dejamos a tu disposición algunos recursos que puedes usar para hacer llegar al mundo el poema perfecto.

 

La poesía debe ser parte de tu vida.

Sumérgete de lleno en la poesía y no dejes de absorber ideas, por suerte otros autores han marcado el camino que hay que seguir, no te quedes atrás y fíjate en los grandes. Hay etapas que han marcado un antes y un después, no puedes comenzar a escribir poemas sin leer autores como Pablo Neruda, Bécquer, Gabriel García Márquez, Lorca, Alberti, etc.

No dejes de leer y de adquirir vocabulario, la riqueza léxica es esencial en la poesía para jugar con todas las figuras literarias y nuevas formas de expresión. Los grandes escritores destacan por su perfecta dominación en el lenguaje, tenemos el ejemplo de Miguel de Cervantes mundialmente conocido como la mayor figura de la literatura española, quién usó más de 23.000 palabras en sus obras mientras que un ciudadano medio no usa más de 5.000 palabras.

Confía en ti y saca todo tu potencial.

Tu poesía depende de ti y de tu creatividad. Para escribir poesía debes usar un lenguaje lírico ya que aporta belleza del texto y este lenguaje nace de los sentimientos del autor, si los sentimientos que expresas son puros llegarás al alma de tus lectores.

Tampoco esperes que todo salga bien a la primera pues no hay nada más eficaz que aprender de nuestros propios fallos.

 

                  El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

                                                                                                       –Pablo Neruda.

Crea un boceto y trabaja sobre él.

Una vez hemos adquirido las ideas hay que enfocarlas físicamente en el papel. Es muy recomendable utilizar una técnica conocida como ‘’lluvia de ideas’’ a través de la cual el escritor enfoca todas las ideas que le vienen a la mente sin nexo inicial entre ellas. El resultado que obtendrás serán temas, versos, palabras, rimas etc. en bruto que, al igual que un diamante, deben pulirse.

Un consejo imprescindible en esta fase de creación: nunca descartes ninguna idea aunque no te encaje de primeras, nunca sabes cuándo puedes necesitarla.

Demuestra tus habilidades.

Es el momento de aprovechar todas las ventajas literarias que nos ofrece la poesía y explotarlas al máximo añadiendo en todo momento tu marca personal. Utiliza todos los recursos literarios que consideres necesarios. Si estas introduciéndote en el mundo de la poesía, es recomendable empezar con formas poéticas sencillas, el verso libre se aplica perfectamente a cualquier tema y nivel de dificultad.

Las figuras literarias son las protagonistas en la poesía, son imprescindibles  pero no abuses demasiado de ellas, prueba poco a poco a introducirlas para ver qué respuesta (positiva o negativa) dan tus lectores a cada una de ellas.

El objetivo es demostrar el buen dominio del lenguaje que posees y tu capacidad de redacción e imaginación te harán destacar.

Comparte tu poema con los demás.

Es muy importante que descubras que piensan los demás de ti como autor antes de publicarlo. Que mejor manera que hacerlo con un grupo de personas especializados en valoración.

Nosotros Azur Grupo Editorial contamos con un equipo de personas cualificadas que pueden valorar tu obra y sacar lo mejor de ella, este tipo de valoración te ayudará a descubrir tu obra desde otro enfoque, dándole una nueva perspectiva para conseguir posibles mejoras.

Por ello te invitamos a enviarnos tu obra si ya está terminada, y nosotros la valoramos sin ningún tipo de compromiso.

La importancia del corrector literario a la hora de publicar un libro

La importancia del corrector literario

Hemos terminado nuestra obra, hemos puesto el punto final ¿Cuál es el primer pensamiento que nos viene a la mente? Llevarlo a nuestro editor a que lo maquete, le diseñe una cubierta y ¡a imprenta! estando en unas semanas en las librerías.

Este pensamiento el cual no es poco habitual está en la mente de todos los que habéis escrito un libro, sin saber las herramientas que se disponen para hacer de nuestro libro una obra de calidad.

Hoy vamos a hablar de los correctores literarios y de la importancia que tienen a la hora de publicar un libro. El corrector literario no solo corrige, sino que también ve nuestros puntos fuertes para potenciarlos, y nuestros puntos débiles para mejorarlos. Tenemos que ver al corrector literario como una herramienta de trabajo, así que cuanto menos benevolente y mas critico sea, mejor.

En este punto tenemos que diferenciar dos grandes perfiles de correctores literarios que hay: El corrector ortográfico, aquel que analiza y detecta fallos ortográficos y gramaticales, y el corrector de estilo, tiene que entender nuestra obra y a nuestros personajes, lo que quieres trasmitir al lector en tus palabras y situaciones, pero sobre todo, y lo mas importante, es que sea objetivo con la obra y con el escritor.

Jamás hay que llevarse por el orgullo y creer que acudir a un profesional es “ensuciar la obra con palabras que no son las propias haciendo que la obra no sea original”. Hay que saber que una obra se puede mejorar y que hay un amplio abanico de profesionales que tienen las herramientas y los conocimientos necesarios para hacerlo posible y quizá, sin ellos, no se podría conseguir.

Hay que pensar que la lectura por un corrector literario es nuestra primera lectura crítica haciendo un control de calidad de la obra, se debe dejar aconsejar y seguir las pautas que nos pudieran dar en esa primera lectura de nuestro libro.

Que la editorial en la que se vaya a publicar dispongan de correctores literarios puede ser de gran ayuda, y sabremos que nuestra obra saldrá al mercado con un valor añadido. En Azur Grupo Editorial así es, sabiendo que la calidad de la misma será optima.

¿Por qué es fundamental una corrección ortotipográfica y de estilo en tus obras?

¿Por qué es fundamental que tu obra la valore y corrija un profesional? ¿Qué pueden aportar a tu obra una corrección ortotipográfica y de estilo? ¿Y una corrección integral? Si te apetece saberlo te animamos a seguir leyendo.

 

¿Has escrito una obra que parece tener sentido y quieres compartirla? ¡Enhorabuena!, has hecho el trabajo más difícil, eres ESCRITOR.

Creemos que escribir es tener una idea, madurarla y desarrollarla. Si en este momento sigues pensando en publicar, te va a llevar unos meses si quieres hacerlo bien.

Afirmamos, como profesionales del mundo editorial, que es totalmente necesaria una valoración y corrección como parte del proceso, y te explicamos por qué.

3 consejos antes de editar tu obra

Nuestro primer consejo es que des tu obra a un pequeño número de personas para que la lean por gusto y puedan hacer críticas que sepas encajar de forma constructiva. Es decir, a todos nos gusta recibir halagos, pero si no nos dicen las cosas a mejorar, este punto sirve de muy poco o nada. Para ello debemos ser conscientes que todos tenemos algún punto a mejorar. No olvidemos que nuestro objetivo es que nuestro escrito guste al público.

En este paso, y con las mejoras realizadas, es el momento de enviar tu obra a un equipo de profesionales que la puedan VALORAR. Es importante que en la editorial con la que vayas a trabajar te hagan una primera lectura con personas cualificadas en la materia. En el informe que te remitan debería constar algo importante para ti, como pueden ser las características de tu obra, estructura, puntos fuertes y débiles a mejorar, sugerencias de corrección, calidad objetiva del texto, opinión profesional del escrito… No olvides que este paso es de vital importancia, y es aquí donde un experto debe ayudarte para que tu obra sea publicable.

Te encuentras en el momento donde debes escoger siempre hacer una corrección de tu obra. No, no queremos decir que tengas faltas de ortografía, pero si no eres filólogo, este es un buen momento para dejar tu manuscrito en manos de uno. Este trabajo podría ser realizado por otras personas, ahorrarían trabajo al corrector profesional, pero nunca lo sustituirán. Esta persona dejará tu obra acabada para que cualquier librería pueda aceptar tu libro, de modo que no lo rechacen por no verlo terminado de forma profesional.

La corrección y sus niveles

Corrección ortotipográfica

La corrección ortotipográfica es absolutamente necesaria e imprescindible. Por definición, si eres escritor, deberías tener cero faltas de ortografía, pero a todos se nos puede escapar alguna. Por ello es imprescindible este tipo de corrección.

Mejoras que persigue la corrección ortotipográfica:

o   Fijar la ortografía a las normas que establece la Real Academia Española. Tildes, abreviaturas, símbolos, guiones de diálogos, etc.

o   Detectar y corregir los errores ortográficos que pueda tener el manuscrito.

o   Unificar criterios o “estandarizar” el texto en aquellas cuestiones que escapan a la normativa vigente, como el mal uso de cursivas -itálicas-, el entrecomillados o negritas.

o   Se detectan páginas huérfanas, palabras viudas, repetición de palabras o sílabas, sistema de márgenes, saltos de línea, tipo de letra, foliación, etc.

o   Revisión del sumario y su correspondencia con la obra.

 

valoracion y correccion de textos
Pica en la imagen para saber cómo Azur Grupo Editorial puede ayudarte.

 

Corrección de estilo (o corrección estilográfica)

Cada autor tiene su propio estilo, marcado principalmente por su educación, nivel sociocultural y su procedencia. Sin embargo, el estilo no siempre lo va a marcar el autor, y pulirlo nunca está de más.

Mejoras que persigue la corrección de estilo:

o   Deshacer ambigüedades involuntarias.

o   Reformular oraciones confusas o erróneas en un lenguaje claro y estructurado.

o   Reparar lagunas oracionales en busca de una mayor precisión.

o   Ajustar las concordancias.

o   Garantizar que cada término cumple correctamente su función gramatical en la frase.

o   Estructurar las oraciones mediante una correcta puntuación.

o   Reparar errores léxicos.

o   Eliminar repeticiones, redundancias y cacofonías.

o   Ajustar la puntuación de cara a conseguir una mayor precisión discursiva.

o   Todo aquello que contribuya a embellecer y armonizar el texto.

 

Corrección integral

Es una revisión que busca redondear la obra de tal forma que no quede ningún punto flaco en ella. Para ello, hay que buscar las partes que puedan sobrar o faltar, y afianzar las que funcionen mejor, con el fin de que el libro dé lo mejor de sí.

Se revisan los temas más profundos de la obra.

Mejoras que persigue la corrección integral:

o   Problemas estructurales.

o   Diálogos.

o   Personajes.

o   Escenario.

o   Mensajes…

 

Recuerda que corregir es de sabios y que la interacción no está reñida con ser un buen escritor. Esperemos te hayan sido útiles estos consejos y explicaciones sobre la valoración, corrección ortotipográfica y de estilo, corrección integral y por qué es fundamental hacerla siempre con profesionales. Y a ti, ¿Cuál es el error más grave que te han detectado?

 

Contacta con nosotros

CONTACTA CON NOSOTROS


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).