Entrevista con Blanca Sisó Aresté, autora de Las tres claves para educar la Felicidad.

Por el título entiendo que usted es de las que creen que sí se puede educar la felicidad. ¿Podría resumir las bases de su teoría y cómo afrontar semejante desafío?

 

Por supuesto, a ser feliz se aprende y, lo más importante, es que no hay una edad indicada para hacerlo, y es mucho más sencillo de lo que nos han hecho creer.

Partimos de que la sensación de bienestar emocional (lo que personalmente entiendo como felicidad), es una combinación concreta de neurohormonas que son liberadas como consecuencia de determinadas experiencias, acciones y/o pensamientos.

Busquemos entonces cuáles son aquellos detonantes de felicidad de los que disponemos y potenciémoslos.

 

¿Por qué considera tan fundamental y decisiva la educación de nuestros hijos, logremos o no con ella que alcancen la tan ansiada felicidad? ¿De qué factores depende ese logro?

 

Obviamente, como madre y educadora puedo ver a diario los efectos de una educación respetuosa y también las consecuencias de cuando las cosas no se hacen del modo más adecuado. Pero no son los efectos a corto y medio plazo los que me interesan; la educación de verdad es mucho más que conseguir en nuestras niñas la conducta que deseamos que tengan en un momento dado, pues “NO EDUCAMOS A LOS NIÑOS DE HOY; EDUCAMOS A LOS ADULTOS DE MAÑANA”.

 

Y en la tarea de educar, así como en la vida de los adultos que educamos, la felicidad no debe de ser una meta. Hay que empezar a ver la felicidad como la consecuencia de pensar y vivir de un modo determinado, al margen de las circunstancias que a menudo ocurren a nuestro alrededor. De un modo determinante, si nosotros los educadores andamos felices, aquellos a los que estamos educando podrán decidir si también quieren andar así.

 

 

¿Se les debe inculcar una disciplina férrea y estricta o, por el contrario, considera más acertado un enfoque autónomo e independiente que en cierto modo puede resultar algo despreocupado: dejarlos hacer y deshacer a su antojo?

 

Dentro de los estilos educativos los hay de más autoritarios y de más liberales, y están estrechamente determinados por la mochila que cada educador lleva a sus espaldas.

No voy a entrar en la defensa de un estilo en concreto, simplemente me voy a limitar a decir que, como profesional del coaching, veo la figura del educador como el acompañante necesario para ofrecer los recursos que precise la persona a quien acompañamos, siendo ella la que marque los ritmos de desarrollo y sus preferencias. Los recursos que los padres y madres debemos ofrecer son muchos, pero los principales son unos valores bien definidos, un ejemplo a quien imitar, mucha seguridad y apoyo, y una comunicación potente.

 

¿Puede llegar a ser contraproducente infundirles el deseo vs necesidad de marcarse retos y objetivos que en ocasiones pueden llegar a ser incluso inalcanzables por tal de llegar lejos, más lejos, aspirar muy alto; fomentando así la avaricia y una competitividad desmedida o desmesurada y pudiendo además devenir en frustración al no satisfacer las expectativas creadas?

 

Soy muy fan de los objetivos, de tenerlos claros y de trabajar para ellos. De hecho, en coaching trabajamos mediante ellos para alcanzar resultados maravillosos.

Pero aprender a formularse objetivos tan alcanzables como motivadores, es un trabajo importante. Como educadores, hemos de ser profesionales en ello. A nivel personal, porque es lo que nos ofrece las razones y la energía para seguir adelante en las situaciones más difíciles y agotadoras (y en la paternidad hay algunas de ellas), y a nivel educativo, para generar situaciones en las que nuestros hijos experimenten el éxito y también el fracaso, y que aprendan a ver en el error buenas oportunidades de aprendizaje.

 

Y referente a la avaricia, como la competitividad, o las envidias, los celos, la ira o cualquier tipo de emoción que te venga a la cabeza, hablemos de ellas para encontrar la perspectiva y el equilibrio necesario para poder utilizarlas. Todas las emociones son necesarias, incluso las que parece que no, todas nos ofrecen alguna información. Lo que debemos hacer es aprender a leerlas y a utilizarlas para generar nuevos objetivos.

 

¿Qué es para usted la felicidad? ¿Un instante, quizás, o una filosofía de vida?

 

Para mí, la felicidad no es un instante, ni un objetivo, ni un camino, sino un modo de caminar.

Aceptar más, las circunstancias y a los demás, agradecer todo,  reír más y pensar menos, observar con más intensidad, escuchar con la mente y abrazar con el corazón. Eso es felicidad.

¿Cómo escribir una buena novela romántica?

La novela romántica es un género literario que nunca ha pasado de moda y sigue ocupando un puesto privilegiado en la oferta actual del mercado.

Pero el hecho de que exista tanta oferta de novela romántica no significa que este género sea más sencillo de escribir o de mala calidad.

La novela es fruto de la creatividad, originalidad y profesionalidad de su autor y como tal, es cuidada por el mismo para intentar que tenga la máxima calidad.

Hoy os vamos a ofrecer consejos o indicaciones que puedes llevar a cabo para elaborar una novela romántica en todo su esplendo.

 

1ºTienes que saber de que trata realmente una novela romántica:

La novela romántica es una obra literaria en la que se narra una acción fingida (en todo o en parte) con el amor como tema principal cuyo fin es causar placer de lectura a las personas. En muchos casos las novelas románticas se leen con un fin de reflexión o identificación o incluso para experimentar las emociones y sentimientos del amor. El final de las novelas románticas suele ser satisfactorio y optimista (aunque siempre hay excepciones).

Está conformado por tres elementos que definen su razón de ser los protagonistas experimentan algún conflicto en cuanto a su relación romántica, el conflicto impide que disfruten de su relación y finalmente se soluciona o supera ofreciendo un final positivo.

2ºConocer la estructura:

En el planteamiento debes presentar a los personajes o enamorados, o el personaje protagonista que va a experimentar el sentimiento romántico y acto seguido establecer el conflicto amoroso o detonante donde enganchas al lector. Una vez tengas claro el planteamiento debes buscar una solución creíble para el conflicto, es decir, saltarse el nudo e ir directamente al desenlace ¿por qué? Establecer estos dos elementos te facilitará el desarrollo de la trama, además evitarán improvisaciones en cuanto a pensar un buen final de la novela. Puedes ayudarte de escribir un storyline.

En la trama y tras el conflicto principal presentado en la introducción, el rumbo del argumento debe ser trágico y presentar el problema que impide el amor, es decir, el conflicto se intensifica. Recuerda que el nudo es la parte más extensa de la novela y debes presentar el conflicto principal y sub-conflictos relacionados con la trama para mantener la tensión dramática y que el lector no pierda, en ningún momento, el interés en la historia de la novela. Los trucos más favorables para añadir esta intensidad en el desarrollo de la novela es introducir complicaciones, barreras que dificultan la solución del conflicto cuando más cerca están los personajes, un triunfo parcial pero que se vea afectado de forma instantánea… Todo lo que creas necesario para que tu lector disfrute en todo momento de la lectura de la novela

 

 

3ºElegir el tema central:

Sí, es el amor, pero ¿en cuál de sus fases?

Desamor, reencuentro con un antiguo amor, un enamoramiento que se trunca en el desarrollo, un amor prohibido… tienes múltiples opciones, elige la que más te guste.

4ºDesarollar los personajes:

Para establecer la historia de amor debes partir de los personajes y sus características que finalmente acabarán unidos. Imagina los dos personajes y qué características pueden poseer para añadir dificultades al conflicto, quizás tengan una diferencia de edad que trunque su amor, quizás uno de ellos tenga una vida fuera de la ley, o vivan en lugares diferentes…

Piensa y analiza todos los detalles ya que, los personajes secundarios nacen para complementar estos personajes.

5ºEstablece el espacio y tiempo:

Esto es de gran importancia porque las características sociodemográficas de cada lugar pueden afectar a la historia de amor, así como la época en la que los enamorados se conocen.

Por esta razón la documentación previa siempre es necesaria para no cometer errores.

6ºNo te olvides de la pasión:

Añade pasión, sentimientos intensos, momentos de romanticismo e incluso escenas más íntimas.

La pasión es un elemento básico que debe poseer una novela romántica, los personajes quieren estar juntos porque se aman y se desean. Añadir momentos donde el amor triunfa hará entender a los lectores la necesidad de los protagonistas de estar juntos por el amor que se procesan.

 

Entrevista con Javier López Chacón, autor de Si lo deseo me lo merezco.

¿Qué hechos han permitido que hoy tengamos este libro entre nuestras manos?

Pues, como pongo en el mismo libro, tuve un punto de quiebre, estuve a punto de quitarme de en medio, al borde de la depresión y las malas ideas. De ahí surgió la voz de mi alma que me llevó hasta día de hoy…

Tu obra está enfocada en la autoayuda, ¿qué predisposición debe tener el lector a la hora de enfrentarse al cambio que supone tu obra?

Más bien crecimiento personal, predisposición a querer tener y conseguir aquello que siempre ha deseado que siempre ha soñado, estar dispuest@ a los cambios que le llevarán a un siguiente nivel.

¿Lo mejor vale con merecérselo o hay que luchar por ello?

Todo tiene un precio ya sea económico, esfuerzo, dedicación tiempo… pero siguiendo el orden de las leyes descritas en el libro, el universo se confabula contigo para hacerlo más fácil y rápido.

¿Qué obras te han ayudado más a lo largo de tu vida para salir adelante?

Primero mi empeño por mejorar, y después te describo algunos de los libros que me han ayudado, son muchos pero te pondré 5 títulos y sus autores;

CREE EN TI – Rut Nieves
LA VOZ DE TU ALMA – Laín García Calvo
Valórate – Beatriz Ballesteros
Hazlo Ahora – Robinson González
Secretos de Riqueza – Daniel García Calvo

Firma de libros: Claves para el éxito.

Una firma de libros es un evento que cualquier autor quiere que sea inolvidable. Pero puede ser un gran reto, sobre todo si eres novato en este mundillo.
Por eso queremos compartir con vosotros estos tres consejos para que tu firma de libros sea un éxito.

1.Tener una actitud proactiva.

Sí. Podemos decir que esto es totalmente la clave.

Tu actitud lo es todo. No puedes sentarte a leer tu libro esperando a que se acerquen las personas deseosas a comprarlo. Hay que ser realista; tienes que promocionarlo.

*Aconsejamos que cuando te acerques a las personas con una gran sonrisa, les dejes tocar y leer un poco el libro, así es más probable que lo compren*

 

2.Olvida los «escuderos».

Con escudero nos referimos a ese familiar/amigo que no se separará de ti en todo momento. No decimos que no puedan ir a verte o acompañarte un poco. Pero si las personas de tu alrededor te ven exclusivamente con una pèrsona durante 30 minutos hablando lo más probable es que no se acerquen a ti.

*Pueden visitarte pero después del saludo, la firma y una breve conversación, pídeles amablemente que se retiren. Para no ahuyentar a los posibles clientes*

 

3.Presta atención al día y la hora.

Organizar una firma entre semana no es buena idea, suele haber poca afluencia de público. Los días ideales para firmar van del viernes por la tarde, al domingo por la tarde, es decir, como es lógico, el fin de semana.

*Sobre la hora, intenta que no sea a primer hora ni a última: a primera muchas personas pasearán por el evento echando un vistazo y puede que, para cuando decidan comprar, tu horario de firma ya haya acabado, a última hora la afluencia suele ser menor y muchos asistentes ya han finalizado sus compras.*

 

Entrevista con Lola Roda Ros, autora de Solo somos y con eso basta.

¿Que significa: «Solo somos y con eso basta»?

 

Que las etiquetas no sirven para nada, que hay que fluir, dejarse llevar, disfrutar del camino y ya se verá lo que nos depara la vida.

 

¿Cómo describirías la relación que tienen Eli y Luis?

 

Especial, tienen «ese algo», esa química que hace que tengan admiración el uno por el otro.

 

¿Cómo piensas que tu libro actuará en sus lectores?

 

Les va a hacer sentir a todos los niveles.

 

¿Dirías que te has inspirado en ti misma o alguien cercano para crear alguno de tus personajes?

 

Sí, hay personajes totalmente inventados y personajes inspirados en gente cercana incluso la protagonista tiene algo de mí.

 

¿Por qué decidiste crear esta obra? 

 

Porque hay veces que el cuerpo pide sacar cosas que lleva dentro y en esa ocasión a mi me lo pidió escribiendo.

 

Contacta con nosotros
close slider

CONTACTA CON NOSOTROS

[recaptcha]


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).