Lecciones de escritura de Stan Lee.

¿Quieres crear un cómic, una novela o cualquier tipo de libro? ¿Qué te parece si repasamos algunas lecciones que de seguro te ayudarán?

 

Stan Lee es uno de los nombres clave de la historia de Marvel. Fue escritor, pero también editor en jefe y presidente de Marvel Comics.

Pero, además de ayudar a apuntalar una empresa muy poderosa, del trabajo de Lee se pueden aprender unas cuentas lecciones sobre escritura.

 

Escribir es un trabajo

Todas sus historias tenían detrás un punto de partida crucial: necesitaba dinero para poner la cena a la mesa y tener un trabajo. Lee dejaba claro que escribir era un trabajo y que por tanto no había que sentarse a esperar a que las musas llegasen.

 

El escritor tiene que leer

Un escritor antes que nada es un lector. Stan Lee recomendaba leer a los clásicos y leer mucho. Era la manera de aprender el oficio. Entre los autores que Lee empezó a leer cuando era un niño estaban Arthur Conan Doyle, Edgar Rice Burroughs o Mark Twain.

“El único consejo que puedo dar es, si quieres ser escritor, escribe. Y lee mucho, lee todo lo que puedas”.

                                                                                                                                                                                                                                             -. Stan Lee.

Encuentra lo que hace que tus personajes destaquen sobre los demás y lo que funciona como fuerza dramática

Pensar que los personajes que protagonizan una historia van a ser completamente diferentes a todo lo que se ha hecho hasta el momento no es muy realista. En la literatura, se podría decir que está todo inventado. Al final, lo que se escribe son historias que parten de arquetipos literarios que se han ido repitiendo a lo largo de los siglos. Lee reconocía que por mucho que lo intentes, tus personajes tendrán en común cosas con otros. Por ello, en lugar de obsesionarse con esa cuestión hay que encontrar qué es lo que hace que ese personaje no sea realmente como los demás y centrarse en ello.

 

«El personaje icónico debe tener algunas cualidades únicas que sean diferentes de los otros personajes, y eso hace que él o ella sea icónico. Y ese personaje mítico debe tener alguna cualidad que haga que el lector se preocupe por el personaje. Así que, detrás de todos los súper poderes, los trajes y lo demás, tiene que haber un ser humano por el que podamos sentir empatía y al que queramos que las cosas le salgan bien. Y por supuesto, a medida que se desarrolla la historia, al personaje no le salen las cosas bien y por eso nos preocupamos y nos interesamos, y deseamos que haya un final feliz»

                                                                                                                                                                                                                                             -. Stan Lee.

Tus personajes tampoco tienen que ser perfectos. De hecho, parte del secreto de sus historias de superhéroes estaba en que estos también tenían inseguridades y fallos y eran más humanos. Era algo que hasta que Stan Lee no lo empezó a hacer no era habitual.

“Si elaboras un personaje poderoso, sin ninguna vulnerabilidad, no creo que sea tan interesante para el lector”.

                                                                                                                                                                                                                                             -. Stan Lee.

Igualmente, y para que la historia avance, es importante encontrar qué es lo que hace que se produzca el choque dramático, cuál es el conflicto que funciona como motor de la historia.

“Es necesario inyectar un poco de filosofía o de algo para que el lector pueda reflexionar cuando lea las historias”.

                                                                                                                                                                                                                                            -. Stan Lee.

Entrevista con Ángel Luis Hernández, autor de El libro secreto del mago angélico.

-Vemos como dices que tu vocación siempre ha sido trabajar por y para los demás, ¿Cómo se logra esto que dices?

No es fácil contestar a esta pregunta, sólo te puedo decir que es algo innato, desde muy joven, con solo 14 años ya era monitor de tiempo libre y ocio, realizando actividades y campamentos con chicos que nos derivaban de Servicios Sociales. Con 18 años, formamos un grupo de acogida y amistad para personas con problemas de adicciones o que simplemente se encontraban solos. A los 20 entré a formar parte de una congregación religiosa en la cual aprendí a entregar mi vida a los jóvenes y especialmente a los más desfavorecidos. Desde entonces toda mi vida ha ido encaminada a entregarme a los demás e intentar hacerles la vida más fácil y sobre todo más feliz. Y realmente todo esto no es nada fácil y menos sin una buena base de fe y ayuda de lo divino.

-¿De qué modo un estudiante de filosofía y teología se adentra además en el mundo Holístico? ¿Por qué decidiste esto? ¿Tuviste alguna experiencia que te hizo tomar esta decisión?

Desde niño he crecido en un ambiente católico, y sinceramente lo he vivido con mucha fe. Cuando me hice religioso empecé a estudiar Filosofía y Teología, y realmente fue como un terremoto sísmico, todo lo que yo entendía como fe o catecismo me lo echaron abajo y fue como volver a reconstruir ese castillo. Eso me ayudó a entender muchas cosas y a replantearme otras muchas más. Estando fuera de la vida religiosa he convivido con personas que la vida ha puesto en mi camino y he aprendido a escuchar, probar y experimentar. Aunque el mundo angélico siempre ha ido conmigo. Ya desde niño he tenido experiencias y encuentros con lo que denominaríamos el mundo espiritual. Siempre he sabido que distintos seres de luz han ido siempre conmigo acompañándome y guiándome. Y el mundo holístico ha sido como un gran regalo del cielo, el cual me ha permitido conocer, comprender y experimentar una vida plena en todos los sentidos.

-¿Dirías que son muchas las personas que hacen uso de las Terapias Holísticas?

Si, y cada vez más, conforme uno va conociendo y experimentando se va abriendo a este maravilloso mundo, ya que la terapia Holística abarca íntegramente todo el ser, cuerpo, mente y espíritu. Desde que trabajo como terapeuta Holístico y
Coaching, a través de la hipnosis, constelaciones familiares, etc.; he podido comprobar como las personas no solo sanaban una parte física o emocional, sino que sanaban todo su ser y todo su entorno.

-¿Qué es el mundo de los ángeles? y ¿Por qué estos te pueden ayudar en tu vida?

Dicen que los hombres crearon la religión para acercarse a Dios, pero Dios creó a los ángeles para recordarnos que Él está en nosotros, ángel significa mensajero, el que porta un mensaje de amor. Ellos fueron creados con un propósito, el de ser mediadores entre Dios y el mundo. No es que Dios necesite mediadores para comunicarse con nosotros, sino que nosotros hemos perdido dicha capacidad o mejor dicho hemos olvidado que tenemos esa capacidad de comunicación directa. El ángel de la guarda o personal, ha estado junto a nosotros desde nuestra creación, cuidándonos, protegiéndonos y velando por nosotros. Ellos respetan el libre albedrío, lo que quiere decir que no podrán actuar bajo ningún concepto en nuestra vida a no ser que nosotros les demos permiso para ello. Por eso es tan importante conocerlos y permitirles actuar en todos y cada uno de los momentos de nuestra vida.

-¿De todos tus capítulos cuál es el que piensas qué más puede ayudar a las personas? ¿De qué manera ayudaría?

No sabría cual decirte, ya que éste libro realmente fue creado para conocer a los ángeles y saber trabajar con ellos, algunos lectores me han dicho que es como un libro de instrucciones, lo cual no deja de ser cierto. Escribí este libro pensando en todas aquellas personas que cansadas de buscar y no encontrar, descubriesen lo fácil que es el comunicarse con el mundo angélico y Divino.
El Mago angélico es aquel que aprende a unir lo mundano con lo divino, a plasmar sus peticiones e incluso a sanar todos aquellas dolencias que tanto tiempo llevamos arrastrando. Lo más maravilloso de trabajar con los ángeles es que no contradice a ninguna creencia religiosa o no religiosa, todo el mundo puede y debe conocer los diferentes métodos que tenemos a nuestro alcance para comunicarnos con el mundo divino.

Contacta con nosotros
close slider

CONTACTA CON NOSOTROS

[recaptcha]


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).